miércoles, 14 de octubre de 2009

Miles exigen en Washington una reforma migratoria integral

Por: David Brooks / telesur

Miles de inmigrantes, sindicalistas, líderes comunitarios, religiosos y latinos llegaron a la capital estadunidense este martes para presionar al Congreso y a la Casa Blanca para que promuevan una reforma migratoria integral, tema que ha quedado relegado de la agenda política mientras se intensifica el debate sobre otras prioridades como la reforma de salud, la crisis financiera y las guerras en Irak y Afganistán.

Coaliciones nacionales de organizaciones de defensa de inmigrantes y agrupaciones latinas organizaron el esfuerzo por el que unas 3 mil personas arribaron a Washington desde unos 20 estados, mientras se realizaban actos por la misma demanda en decenas de ciudades en este ''día de acción''.

Aunque octubre se ha denominado oficialmente el ''mes de la hispanidad'', y esta noche el presidente Barack Obama y su familia festejaron a la comunidad latina con un concierto en la Casa Blanca en el cual participaran Los Lobos, Marc Anthony, Aventura, Thalía, José Feliciano y Gloria Estefan, entre otros, el clima de temor que sembró el gobierno de George W. Bush en la comunidad latinoamericana, entre otras de inmigrantes, con redadas masivas, deportaciones y amenazas, prevalece después de nueve meses del gobierno de Obama.

De hecho, el gobierno de Obama continúa esa política otorgando poderes de inmigración federal a fuerzas policiacas locales, medida reprobada cada vez más, incluso por jefes de policía, ya que genera un clima de desconfianza entre comunidades y autoridades de seguridad pública. El New York Times recién denunció ese tipo de programas en un editorial, ya que éstos "se basan en la premisa deshonesta de que los inmigrantes ilegales son una vasta amenaza criminal... Tratar a la mayoría de inmigrantes ilegales como estadunidenses potenciales, y no como una horda criminal, es la respuesta correcta al programa".

Obama se ha comprometido a promover una reforma migratoria, pero ha retrocedido en su promesa de campaña de promulgar tal reforma este año, y ahora el consenso es que aunque se podría avanzar hacia este objetivo en estos meses, nada se concretará antes de 2010.

La movilización de este martes se enfocó en los efectos de las políticas actuales que frecuentemente dividen a las familias al separar a padres e hijos o parejas. De hecho, varios manifestantes enfrentan procesos de deportación.

''El país no puede esperar más. Necesitamos una reforma migratoria integral que restaure el régimen de ley a través de seguridad pública y legalización, si vamos a tomar en serio la tarea de reparar la economía de la nación y asegurar el bienestar de las familias estadunidenses'', sostuvo este martes en un comunicado Janet Murguía, presidenta del Consejo Nacional de la Raza, la organización latina más grande del país, y una de las patrocinadoras de los actos.

Agregó que en 2006 los latinos, junto con otros grupos de inmigrantes, participaron en marchas masivas y en 2007 cientos de miles de latinos más se volvieron ciudadanos, para 2008, los latinos votaron en números sin precedente y "ahora en 2009Â… nos enfocamos en el Congreso y el presidente para recordarles que es hora de que cumplan con la promesa de una reforma migratoria integral para nuestras comunidades y para el país".

Después de múltiples visitas a legisladores, los promotores de una reforma, incluidos inmigrantes, realizaron un mitin con sus simpatizantes. El representante federal Luis Gutiérrez, quien con otros legisladores latinos apoyó esta movilización, informó que elabora una nueva propuesta para impulsar tal reforma, mientras que otros legisladores también trabajan en otras versiones. Sin embargo, ningún proyecto de ley se ha presentado aún.

Para muchos ''latinos'' inmigrantes, este mes de la ''hispanidad'' aquí no ofrece mucho que celebrar ni en inglés ni en español.

No hay comentarios: