sábado, 26 de febrero de 2011

Islandia: La revolución silenciada

Breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno, nacionalización de la banca, encarcelamiento de responsables de la crisis

Recientemente nos han sorprendido los acontecimientos de Túnez que han desembocado en la huida del tirano Ben Alí, tan demócrata para occidente hasta anteayer y alumno ejemplar del FMI. Sin embargo, otra “revolución” que tiene lugar desde hace dos años ha sido convenientemente silenciada por los medios de comunicación al servicio de las plutocracias europeas. Ha ocurrido en la mismísima Europa (en el sentido geopolítico), en un país con la democracia probablemente más antigua del mundo, cuyos orígenes se remontan al año 930, y que ocupó el primer lugar en el informe de la ONU del Índice de Desarrollo Humano de 2007/2008. ¿Adivináis de qué país se trata? Estoy seguro de que la mayoría no tiene ni idea, como no la tenía yo hasta que me he enterado por casualidad (a pesar de haber estado allí en el 2009 y el 2010).

Se trata de Islandia, donde se hizo dimitir a un gobierno al completo, se nacionalizaron los principales bancos, se decidió no pagar la deuda que estos han creado con Gran Bretaña y Holanda a causa de su execrable política financiera y se acaba de crear una asamblea popular para reescribir su constitución. Y todo ello de forma pacífica: a golpe de cacerola, gritos y certero lanzamiento de huevos. Esta ha sido una revolución contra el poder político-financiero neoliberal que nos ha conducido hasta la crisis actual. He aquí por qué no se han dado a conocer apenas estos hechos durante dos años o se ha informado frivolamente y de refilón: ¿Qué pasaría si el resto de ciudadanos europeos tomaran ejemplo? Y de paso confirmamos, una vez más por si todavía no estaba claro, al servicio de quién están los medios de comunicación y cómo nos restringen el derecho a la información en la plutocracia globalizada de Planeta S.A.

Esta es, brevemente, la historia de los hechos:

A finales de 2008, los efectos de la crisis en la economía islandesa son devastadores. En octubre se nacionaliza Landsbanki, principal banco del país. El gobierno británico congela todos los activos de su subsidiaria IceSave, con 300.000 clientes británicos y 910 millones de euros invertidos por administraciones locales y entidades públicas del Reino Unido. A Landsbanki le seguirán los otros dos bancos principales, el Kaupthing el Glitnir. Sus principales clientes están en ese país y en Holanda, clientes a los que sus estados tienen que reembolsar sus ahorros con 3.700 millones de euros de dinero público. Por entonces, el conjunto de las deudas bancarias de Islandia equivale a varias veces su PIB. Por otro lado, la moneda se desploma y la bolsa suspende su actividad tras un hundimiento del 76%. El país está en bancarrota. El gobierno solicita oficialmente ayuda al Fondo Monetario Internacional (FMI), que aprueba un préstamo de 2.100 millones de dólares, completado por otros 2.500 millones de algunos países nórdicos.

Las protestas ciudadanas frente al parlamento en Reykjavik van en aumento. El 23 de enero de 2009 se convocan elecciones anticipadas y tres días después, las caceroladas ya son multitudinarias y provocan la dimisión del Primer Ministro, el conservador Geir H. Haarden, y de todo su gobierno en bloque. Es el primer gobierno (y único que yo sepa) que cae víctima de la crisis mundial.

El 25 de abril se celebran elecciones generales de las que sale un gobierno de coalición formado por la Alianza Social-demócrata y el Movimiento de Izquierda Verde, encabezado por la nueva Primera Ministra Jóhanna Sigurðardóttir. A lo largo del 2009 continúa la pésima situación económica del país y el año cierra con una caída del PIB del 7%.

Mediante una ley ampliamente discutida en el parlamento se propone la devolución de la deuda a Gran Bretaña y Holanda mediante el pago de 3.500 millones de euros, suma que pagarán todos las familias islandesas mensualmente durante los próximos 15 años al 5,5% de interés. La gente se vuelve a echar a la calle y solicita someter la ley a referéndum. En enero de 2010 el Presidente, Ólafur Ragnar Grímsson, se niega a ratificarla y anuncia que habrá consulta popular.

En marzo se celebra el referéndum y el NO al pago de la deuda arrasa con un 93% de los votos. La revolución islandesa consigue una nueva victoria de forma pacífica.

El FMI congela las ayudas económicas a Islandia a la espera de que se resuelva la devolución de su deuda.

A todo esto, el gobierno ha iniciado una investigación para dirimir jurídicamente las responsabilidades de la crisis. Comienzan las detenciones de varios banqueros y altos ejecutivos. La Interpol dicta una orden internacional de arresto contra el ex-Presidente del Kaupthing, Sigurdur Einarsson.

En este contexto de crisis, se elige una asamblea constituyente el pasado mes de noviembre para redactar una nueva constitución que recoja las lecciones aprendidas de la crisis y que sustituya a la actual, una copia de la constitución danesa. Para ello, se recurre directamente al pueblo soberano. Se eligen 25 ciudadanos sin filiación política de los 522 que se han presentado a las candidaturas, para lo cual sólo era necesario ser mayor de edad y tener el apoyo de 30 personas.

La asamblea constitucional comenzará su trabajo en febrero de 2011 y presentará un proyecto de carta magna a partir de las recomendaciones consensuadas en distintas asambleas que se celebrarán por todo el país. Deberá ser aprobada por el actual Parlamento y por el que se constituya tras las próximas elecciones legislativas.

Y para terminar, otra medida “revolucionaria” del parlamento islandés: la Iniciativa Islandesa Moderna para Medios de Comunicación (Icelandic Modern Media Initiative), un proyecto de ley que pretende crear un marco jurídico destinado a la protección de la libertad de información y de expresión. Se pretende hacer del país un refugio seguro para el periodismo de investigación y la libertad de información donde se protegan fuentes, periodistas y proveedores de Internet que alojen información periodística; el infierno para EEUU y el paraíso para Wikileaks.

Pues esta es la breve historia de la Revolución Islandesa: dimisión de todo un gobierno en bloque, nacionalización de la banca, referéndum para que el pueblo decida sobre las cuestiones económicas trascendentales, encarcelación de responsables de la crisis, reescritura de la constitución por los ciudadanos y un proyecto de blindaje de la libertad de información y de expresión. ¿Se nos ha hablado de esto en los medios de comunicación europeos? ¿Se ha comentado en las repugnantes tertulias radiofónicas de politicastros de medio pelo y mercenarios de la desinformación? ¿Se han visto imágenes de los hechos por la TV? Claro que no. Debe ser que a los Estados Unidos de Europa no les parece suficientemente importante que un pueblo coja las riendas de su soberanía y plante cara al rodillo neoliberal. O quizás teman que se les caiga la cara de vergüenza al quedar una vez más en evidencia que han convertido la democracia en un sistema plutocrático donde nada ha cambiado con la crisis, excepto el inicio de un proceso de socialización de las pérdidas con recortes sociales y precarización de las condiciones laborales.

Es muy probable también que piensen que todavía quede vida inteligente entre sus unidades de consumo, que tanto gustan en llamar ciudadanos, y teman un efecto contagio. Aunque lo más seguro es que esta calculada minusvaloración informativa, cuando no silencio clamoroso, se deba a todas estas causas juntas.

Algunos dirán que Islandia es una pequeña isla de tan sólo 300.000 habitantes, con un entramado social, político, económico y administrativo mucho menos complejo que el de un gran país europeo, por lo que es más fácil organizarse y llevar a cabo este tipo de cambios. Sin embargo es un país que, aunque tienen gran independencia energética gracias a sus centrales geotérmicas, cuenta con muy pocos recursos naturales y tiene una economía vulnerable cuyas exportaciones dependen en un 40% de la pesca. También los hay que dirán que han vivido por encima de sus posibilidades endeudándose y especulando en el casino financiero como el que más, y es cierto.

Igual que lo han hecho el resto de los países guiados por un sistema financiero liberalizado hasta el infinito por los mismos gobiernos irresponsables y suicidas que ahora se echan las manos a la cabeza . Yo simplemente pienso que el pueblo islandés es un pueblo culto, solidario, optimista y valiente, que ha sabido rectificar echándole dos cojones, plantándole cara al sistema y dando una lección de democracia al resto del mundo.

El país ya ha iniciado negociaciones para entrar en la Unión Europea. Espero, por su bien y tal y como están poniéndose las cosas en el continente con la plaga de farsantes que nos gobiernan, que el pueblo islandés complete su revolución rechazando la adhesión. Y ojalá ocurriera lo contrario, que fuera Europa la que entrase en Islandia, porque esa sí sería la verdadera Europa de los pueblos.




Hoy en el Cinito: Rabia de Sebastián Cordero, productor Guillermo del Toro


http://www.rabiapelicula.com/

Sinópsis

José María es albañil y Rosa empleada doméstica interna. Son inmigrantes sudamericanos, trabajan en España y desde hace pocas semanas son pareja.

José María tiene una personalidad volátil y una discusión lo lleva a un enfrentamiento violento con su capataz, que culmina con la muerte accidental de este último. Sin saber qué hacer, se refugia en la mansión donde trabaja Rosa, sin contar nada a nadie, ni siquiera a ella.

Escondido en el desván abandonado, José María comienza una vida secreta. Entre fantasma y “voyeur”, escucha y mira todo, consciente del riesgo constante de ser descubierto: roba comida en las noches, y su única compañía son las ratas de la casa. Desde las sombras, se convierte en el testigo de la vida triste y solitaria de los señores Torres, presenciando también la cotidianeidad de Rosa en el trabajo.

Rosa es querida por la familia, pero también es víctima de varios abusos verbales y físicos. Sin poder hacer nada, José María observa todo mientras su rabia crece.

Un día, José María descubre una segunda línea de teléfono en la casa, y llama a Rosa, sin revelar donde está. Empiezan una relación a “larga distancia”, esperando con anhelo el día cuando podrán estar juntos nuevamente. Pero una nueva revelación obligará a José María a mantenerse escondido…

Súbele el volumen en punto de las 10 PM hora del centro de México.

Libia y el imperialismo


Libia y el imperialismo

De todas las luchas en curso en el norte de África y Oriente Medio, la más difícil de diseccionar está ocurriendo en Libia.

¿Cuál es la naturaleza de la oposición al régimen de Gadafi que actualmente controla la ciudad de Bengasi, en el este?

¿Es una coincidencia que la rebelión se haya iniciado en Bengasi, al norte de los campos más ricos de petróleo de Libia, junto a sus oleoductos y gasoductos, refinerías y puertos de GNL? ¿Hay un plan para dividir el país?

¿Cuál es el riesgo de una intervención militar imperialista, lo que representa un peligro muy grave para los habitantes en toda la región?

Libia no es comparable a Egipto. Su líder, Muammar Gadafi, no era un títere del imperialismo como Mubarak. Durante muchos años, Gadafi ha sido un aliado de los países y los movimientos de lucha contra el imperialismo. Al asumir el poder en 1969 por medio de un golpe militar, nacionalizó el petróleo libio y utilizó una gran parte de ese dinero para desarrollar la economía de Libia. Las condiciones de vida han mejorado considerablemente para el pueblo.

Por esta razón, los imperialistas se empeñaron en aplastar a Libia. De hecho, en 1986, los EE.UU. lanzaron ataques aéreos contra Trípoli y Bengasi, en los que murieron 60 personas, incluyendo a la hija de Gadafi - algo que rara vez se menciona en los medios tradicionales. Devastadoras sanciones fueron impuestas por los EE.UU. y la ONU para debilitar la economía libia.

Después de la invasión de Irak por los norteamericanos en 2003, y la destrucción de gran parte de Bagdad durante una campaña de bombardeos denominada "choque y terror" por el Pentágono, Gadafi ha tratado de evitar otras amenazas de agresión contra Libia llevando acabo importantes concesiones políticas y económicas a los imperialistas. Él abrió la economía a las empresas extranjeras y bancos, se hizo eco de los reclamos de "ajuste estructural" del FMI, y aceptó la privatización de muchas empresas estatales y la reducción de algunos de los subsidios estatales para energía y combustible.

El pueblo libio que sufre por el encarecimiento de lo precios y el desempleo se baso en las rebeliones que estallaron en otras partes, como consecuencia de la crisis económica mundial capitalista.

No hay duda de que la lucha por la libertad política y la justicia económica que está barriendo el mundo árabe también ha encontrado su eco en Libia. No podemos dudar de que la insatisfacción con el régimen de Gaddafi, ha arraigado en una parte importante de la población.

Sin embargo, es importante que los progresistas sepamos que muchos de los personajes que Occidente está promoviendo como líderes de la oposición son los agentes a largo plazo del imperialismo. El 22 de febrero, la BBC mostró imágenes que muestran como una multitud de Bengasi arrancó la bandera verde de la República y la sustituyó por la del monarca derrocado (en 1969, ), el rey Idris - que había sido títere del imperialismo de EE.UU. y Gran Bretaña.

Los medios de comunicación occidentales construyen muchos de sus informes sobre los mensajes suministrados por el grupo de exiliados del Frente Nacional para la Seguridad de Libia, entrenados y financiados por la CIA estadounidense. Buscan en Google (...) y encuentran así cientos de referencias.

En un editorial del 23 de febrero, The Wall Street Journal, escribió: "Los Estados Unidos y Europa deberían ayudar a derrocar al régimen libio de Gadafi. " En cambio, no se pronunció ninguna palabra desde Washington para ayudar al pueblo de Kuwait, Arabia Saudita y Bahrein para derrocar a sus líderes dictatoriales. Por mucho que quieran dar la apariencia de centrarse en las luchas de masas que sacude a la región en la actualidad, estas referencias serían impensables. En cuanto a Egipto y Túnez, los imperialistas toman todas las medidas posibles para retirar a las masas de las calles.

No hubo ningún tipo de intervención norteamericana para ayudar al pueblo palestino en Gaza, cuando miles de personas perdieron la vida debido al bloqueo, el bombardeo y la invasión por parte de Israel. Ocurrió justamente lo contrario: los Estados Unidos intervinieron para evitar la condena del Estado sionista ocupante.

No es difícil ver q los verdaderos intereses del imperialismo, Libia es el tercer mayor productor de petróleo de África. Libia es también el país con las mayores reservas – comprobadas - en el continente, con 44,3 mil millones de barriles. Este es un país con una población relativamente pequeña, pero que tiene un gran potencial para producir beneficios para las compañías petroleras gigantes.

Obtener concesiones de Gadafi no es suficiente para los imperialistas. Quieren un gobierno que ponga en sus manos el candado para llenar los depósitos y los barriles. Ellos nunca han perdonado a Gaddafi que derrocara la monarquía y nacionalizara el petróleo. (…)

En los Estados Unidos, algunas fuerzas están tratando de lanzar una campaña de promoción a nivel de calle a favor de una intervención de Estados Unidos. Hay que oponerse abiertamente a ello y recordar a todos los millones de muertos y desplazados causados por la intervención de EE.UU. en Irak y Afganistán.

Los progresistas tienen simpatía por lo que ven como un movimiento popular en Libia. Podemos ayudar a este movimiento mediante el apoyo a sus reivindicaciones legítimas al tiempo que rechaza cualquier intervención imperialista, sea cual sea la forma que esta adopte. Es el pueblo libio quien debe decidir su futuro.
Sara Flounders

lunes, 21 de febrero de 2011

Poder fáctico

Poder fáctico

Pedro Miguel

Ni el gobierno de Estados Unidos, su Departamento de Estado o su representación diplomática ubicada en Paseo de la Reforma 305, Distrito Federal, figuran una sola vez en la Constitución de México. Nada dice ese texto –ni ninguna otra pieza de cuantas conforman la legislación mexicana– acerca de las facultades de Washington o su embajada en el diseño de nuestra política exterior, el manejo de las transiciones sexenales, la proclamación desde el Air Force One de presidentes electos, el fortalecimiento de los que salen débiles y con la legitimidad enlodada o la coadyuvancia en la imposición de agendas de gobierno. Por ejemplo.

Uno no se imagina, de verdad, que los constituyentes de Querétaro tuvieran en mente la escena: un remoto sucesor de Henry Lane Wilson –cuyo ingrato recuerdo aún estaba fresco por aquel entonces– ayudando a un señor a encaramarse a una presidencia en parte comprada por la mafia empresarial, en parte heredada por Fox y en parte robada a la voluntad ciudadana. Cosas veredes.

Olvídense de Televisa, de Bimbo o del cártel del Pacífico: para poderes fácticos, los que ostenta en nuestro país el gobierno del vecino del norte: más que una anomalía, una distorsión permanente, creciente y exasperante, de la letra y el espíritu de las leyes mexicanas; un poder que impone la política económica, coordina la política de seguridad pública (en esta circunstancia, la seguridad nacional ya ni viene al caso, porque no queda nada que asegurar), orienta la política exterior y modula la política a secas.

Los ideólogos del régimen son devotos de la literalidad legal cuando se trata de castigar a luchadores sociales o, peor, a delincuentes llanos; “la ley fuga es dura, pero es la ley”, podrían decir, a la hora de aplicarla a esa incuantificable pero vasta porción demográfica a la que uno de ellos caracterizó genéricamente como “hijos de puta”; pero se muestran jurídicoflexibles si el punto es acomodarse a los poderes fácticos que usan corbata: banqueros, consorcios mediáticos, gobernantes no propiamente emanados de la soberanía popular o, el más evidente de ellos, el Ejecutivo del país vecino.

Un presidente de la Suprema Corte de cuyo nombre nadie quiere acordarse juró defender la Constitución y, pocos años más tarde, traicionó ese propósito con el argumento de que la Carta Magna “está escrita con las patas”. Pero el problema no es de estilo, sino de voluntad: fea o bonita, la Constitución ha sido convertida en un objeto decorativo para el despacho de los altos funcionarios.

Así como Calderón advirtió a la superioridad que se vería obligado a hablar mal en público de la política estadunidense contra los migrantes –aunque estuviera de acuerdo con ella–, cualquier miembro prominente de la clase política pondría el grito en el cielo si se le sondeara sobre la pertinencia de plasmar, en el texto constitucional, la figura de un poder supremo situado por encima del Ejecutivo federal, el Congreso de la Unión y el Poder Legislativo: el gobierno de Washington.

La simulación podrá seguir, pero la realidad es ésta: la Casa Blanca y el Capitolio son elementos centrales del ejercicio del poder político en nuestro país. Y quieren serlo más, como lo indica en estos días el que los funcionarios estadunidenses, cuando se proponen hablar de México, emiten unos ruidos que recuerdan el que hacen los tanques de guerra cuando calientan motores. ¿Alguien no lo sabía? Se trata de la voz última del poder fáctico.

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks

navegaciones@yahoo.com - http://navegaciones.blogspot.com - http://Twitter.com/Navegaciones

domingo, 20 de febrero de 2011

Sólo tortillas y chile, la dieta en muchas comunidades de la Montaña: Sarmiento Silva

Sólo tortillas y chile, la dieta en muchas comunidades de la Montaña: Sarmiento Silva

Resume experto de la UNAM la realidad en la sierra de Guerrero: “total miseria”

Aspecto de Cochoapa, en la Montaña de Guerrero, la zona más pobre de México, según informes del Banco Mundial Foto Jesús Villaseca

Emir Olivares Alonso

Periódico La Jornada
Domingo 20 de febrero de 2011, p. 38

La dieta en muchas comunidades de la Montaña de Guerrero es exclusivamente de tortillas y chile. Los pobladores de esa región no están dispuestos a vender un plato de su escasa comida a los visitantes: “Si lo hago, ¿qué como?”

Así lo explica el investigador Sergio Sarmiento Silva, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), quien desde 1993 trabaja en esa zona, una de las más miserables del país, donde muchas comunidades presentan índices de desarrollo humano similares a los países africanos más pobres.

En regiones como Metlatónoc, Malinaltepec, Acatepec y Cochoapa el Grande –el municipio más pobre de México– la gente vive en condiciones infrahumanas.

Las familias tienen que convivir en chozas de menos de dos metros cuadrados, en una esquina está un fogón armado con tres piedras, sobre éste cuelgan bolsas de ixtle, enfrente una serie de petates colocados sobre un piso de tierra, y a un lado unos trastos. Las casas son de bajareque (cañas y tierra); las paredes no defienden del frío de la montaña, pues tienen rendijas.

“Cuando uno describe esto, muchas personas creen que se trata de un país africano. Pero no, esta realidad es de México, de la Montaña de Guerrero”, asegura el investigador universitario.

“No, si le vendo un taco, yo qué como”

La falta de alimento llega a ser tan grande que los pobladores no están dispuestos a compartir su comida. Sarmiento Silva recuerda: “Hace tiempo, unos reporteros se interesaron por ir a la región y me pidieron acompañarlos. Estuvimos en la Montaña varios días y las provisiones se acabaron. Quisimos comprar algo de comer con algunas familias, pero la respuesta fue demoledora: ‘No, si le vendo un taco, yo qué como’”.

Los indígenas de la Montaña sobreviven gracias a la siembra de maíz, que sólo les rinde cuatro meses, cuando se logra la cosecha. Al ser una zona abrupta no hay posibilidades de usar tractor o yunta, por lo que se siembra con coas que para abrir la tierra.

“El resto de los meses tienen que migrar; van a los cañaverales de Morelos, a la ciudad de México, a los campos de Sinaloa y algunos se aventuran a llegar a Estados Unidos o Canadá. La migración es una válvula de escape que les garantiza vivir el resto del año con lo poco que ganan en los campos agrícolas de Sinaloa o con algunas de las remesas de quienes lograron pasar la frontera.”

Sin embargo, la situación de la mayoría no es alentadora: niños y adultos no tienen una buena alimentación. Hay desnutrición y anemia, y mueren de enfermedades prevenibles, como diarrea o gripe.

“Lo más que comen es tortilla y chile; esa es su dieta. En la región se siembran cafetales y toman café o en ocasiones sólo té de monte. Las condiciones de pobreza son tan impresionantes que aprovechan lo que les da la naturaleza y llegan a comer gusanos e insectos.”

Hay que recorrer caminos durante varias horas a bordo de la pasajera –camionetas de redilas en que se transportan– para bajar de la Montaña a Tlapa, el centro económico más importante de la región. Allí, explica el académico, pueden comprar despensa.

Paradójicamente, en años recientes en las comunidades más alejadas se puede encontrar productos como refrescos, pan de caja, comida chatarra y cerveza.

Sarmiento Silva dice que la situación de miseria y exclusión es tal que no hay centros de salud cercanos a las poblaciones y cuando éstos existen carecen de médicos y fármacos. “La gente de plano se muere en el camino hacia el hospital.”

Lamenta que, pese a que existen convocatorias para enviar médicos a la Montaña, con sueldos entre 13 mil y 20 mil pesos mensuales, estos profesionales no quieran trabajar en esos sitios.

Asegura que sí hay dinero y programas asistenciales para la región, sin embargo, no llega a todos, porque se usa más con fines políticos que sociales.

La situación de pobreza es tan grave, que algunos pobladores de la zona han visto una opción en el cultivo de la amapola, de donde obtienen lo que llaman “maíz de bola”. Un kilogramo de éste –afirma el investigador– pueden venderlo entre 15 mil y 20 mil pesos en Acapulco. “Pero esto ha generado mayor presencia del Ejército que, con el pretexto del combate al narcotráfico, comete abusos en las comunidades.”

Otra cruda realidad es la venta de niñas vírgenes de entre 13 y 14 años, por las que se llega a pagar hasta 30 mil pesos. Si bien en la mayoría de estos casos se trata de hombres mayores que compran a la menor porque las quieren como segunda o tercera esposa, de repente algunas llegan a ser víctimas de tratantes de blancas.

Sarmiento Silva subraya que “la realidad de la sierra guerrerense puede sintetizarse en dos palabras: total miseria”. Sostiene que los programas asistencialistas, tanto de la sociedad civil como del gobierno no funcionan aquí. “Para emprender posibles soluciones –indica– en primer lugar se tiene que respetar la autonomía de estas comunidades, aprenderlos a escuchar y no hacer nada que ellos no quieran. Hasta ahora nadie ha respetado su decisión, todo mundo viene y hace lo que quiere en la Montaña, hasta yo con mis investigaciones.”

Rechazan en Tierra Colorada que trasnacionales exploten yacimientos

Enviarán documento formal a los tres niveles de gobierno, a la ONU y a la CIDH

Mineras inglesas y canadienses obtuvieron permiso federal por los próximos 50 años, denuncian

“Si hay esa riqueza que dejó Dios, es para la gente que quiere vivir sobre la tierra”, dijo una anciana

Imagen de la asamblea de indígenas en Tierra Colorada, municipio de Malinaltepec, donde mostraron un mapa con los lugares que serían afectados por la explotación de minas. La Policía Comunitaria y las comunidades acordaron no dejar entrar a ninguna empresa minera Foto Sergio Ocampo Arista

Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 20 de febrero de 2011, p. 32

Tierra Colorada, Gro., 19 de febrero. Tierra Colorada, un pueblo tlapaneco de alrededor de 5 mil habitantes, se convirtió en el primero de 30 de los núcleos agrarios situados bajo la zona de influencia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (o policía comunitaria), que rechaza formalmente la explotación por parte de compañías trasnacionales de los yacimientos de oro, plata y zinc recientemente descubiertos en un perímetro de 500 kilómetros de la región Costa Chica y Montaña Alta de Guerrero.

Así lo informó Carmelo Oropeza Demetrio, presidente del comisariado de los Bienes Comunales de Tierra Colorada, municipio de Malinaltepec, quien denunció que, con autorización del gobierno federal, empresas mineras canadienses e inglesas pretenden explotar en los próximos 50 años esos grandes yacimientos.

“Por unanimidad ya tomamos el acuerdo (de rechazo) el pasado 28 de enero, y ya hasta lo depositamos en el Registro Agrario Nacional”, dijo orgulloso mostrando el documento en la asamblea efectuada el jueves 17 de febrero.

Los tlapanecos, o me´phaá, son de los pocos pueblos que toman sus acuerdos en asamblea, como la del jueves, donde los indígenas fijaron su postura, todos en defensa de sus tierras: “No nos vamos a dejar engañar, aunque nos digan que hay dinero de por medio”, dijo un anciano.

Señalando los cerros El Burro, La Luna y La Ardilla –que según el proyecto serán explotados a cielo abierto– una indígena adulta señaló: “Esos cerros nos dan agua, no queremos que se desbaraten porque se van a destruir las huertas; si hay esa riqueza que dejó Dios, es para la gente que quiere vivir sobre la tierra.

“De ahí toman agua nuestros animales, y también los silvestres; se van a acabar las plantas y los paisajes, ya no vamos a poder sembrar plátanos, maíz ni el café, ¿de qué vamos a vivir?”, dijo un asistente a la asamblea.

Otro anciano fue tajante: “Tal vez habrá salarios para esta generación que hoy vive, ¿y para nuestros nietos y los que van a venir después? Tal vez quieran construir escuelas y hospitales en estos momentos, y cuando se acaben los metales, ¿qué va a pasar?”

Al término de la asamblea de Tierra Colorada, Pablo Guzmán Hernández, uno de los 10 coordinadores de la policía comunitaria, recordó que el 23 de enero, en Jolotichan, municipio de San Luis Acatlán, “todos los comisarios y autoridades rechazaron que nuestros bosques y montañas sean pulverizados; que los ríos sean anegados, todo mundo se pronunció en favor de la vida, de que sigan volando las aves por las cañadas del territorio comunitario.

“Las mineras son un peligro para la misma vida, para el equilibrio ecológico, ya no habrá paisajes y desaparecerán nuestros lugares sagrados. Acá en la Montaña mucho se venera a San Marcos, o como antes se conocía: Tláloc, o Chac, y los pueblos indígenas van a los cerros a pedir lluvia para que haya buenas cosechas; por eso estamos en favor de conservar el entorno ecológico, social y cultural, por eso decimos no a las mineras”, añadió.

Guzmán Hernández resaltó que la mayoría de las 70 comunidades bajo influencia de la policía comunitaria ya rechazaron la presencia de minas, “incluso los pueblos que no se rigen por las leyes de la policía comunitaria lo han rechazado, en total son más de 100 pueblos, por eso estamos convocando a otra asamblea el próximo 26 de febrero, la definitiva, en la comunidad de Paraje Montero, municipio de Malinaltepec; ya se hizo una asamblea con los núcleos agrarios el pasado 5 de febrero en Colombia de Guadalupe, y también se rechazó la propuesta de que vengan a explotar minerales a nuestro suelo”.

En la reunión de Paraje Montero, insistió, se prevé que la totalidad de los núcleos agrarios fijen por escrito su rechazo a la presencia de empresas mineras, canadienses e inglesas, “debe haber un documento formal y oficial emanado de la asamblea, que se entregará a los tres niveles de gobierno y a instancias internacionales, como la Organización de las Naciones Unidas y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, ya que a los pueblos indígenas no se les consultó si aceptaban o no la explotación de sus tierras, y eso es una afrenta para nosotros, no lo vamos a permitir”.

Se prevé para este mismo año que inicie la explotación de los yacimientos en tres puntos: uno, por la empresa inglesa Hochschild Mining y su filial Minera Zalamera, en los municipios de Malinaltepec, Tlacoapa, San Luis Acatlán y Zapotitlán Tablas. Los otros dos proyectos son San Javier y La Diana, y estarán a cargo de la canadiense Camsim Minas SA, y abarca comunidades de los municipios de Malinaltepec e Iliatenco.

Presuntamente desde el 21 de octubre de 2010, ambas compañías recibieron los permisos del gobierno mexicano, mediante la Dirección General de Geografía y Medio Ambiente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

viernes, 18 de febrero de 2011

Redes sociales, instrumento para detectar fraudes con visas de EU

Wikileaks reseña este método de investigación; crece el número de solicitudes amañadas
Redes sociales, instrumento para detectar fraudes con visas de EU


Módulo para trámite de visas, en la Zona Rosa de la ciudad de MéxicoFoto Carlos Ramos Mamahua /Archivo
Blanche Petrich

Periódico La Jornada
Viernes 18 de febrero de 2011, p. 5
Los sitios de Facebook o los blogs de mexicanos que pretenden viajar a Estados Unidos –o ya lograron entrar– evadiendo las estrictas normas para la obtención de visas del sistema consular estadunidense, pueden delatar al infractor y conducir a los agentes de la Unidad de Prevención de Fraude (FPU, por sus siglas en inglés) a descubrir la trampa y a revocar de inmediato la visa vigente.

Este es uno de los métodos de investigación que se explican en detalle en un cable (09HERMOSILLO71) de Wikileaks, redactado por el consulado estadunidense en la capital de Sonora, donde solamente en el periodo de septiembre de 2008 a febrero de 2009 se registraron 134 intentos de defraudar a las autoridades consulares del vecino país.

La mayor parte de estos casos se originaron en Sinaloa (que se cubre de manera concurrente desde Sonora). Asimismo, la mayor incidencia de solicitudes fraudulentas de visas fue detectada entre personas relacionadas con el tráfico de drogas y de personas.

Por otra parte, en el consulado de Estados Unidos en Guadalajara también hay focos rojos. El incremento de intentos de fraude para la obtención de visas fue de 137 por ciento, mientras que el número de solicitudes sólo había crecido 7 por ciento.

Ahí también se registra un alto número de intentos de fraude por parte de ciudadanos estadunidenses intentando obtener pasaportes (cable 09GUADALAJARA379).

Hello desde Boston

Además de los métodos convencionales de investigación y vigilancia que se aplican en Guadalajara y Hermosillo, los agentes de la unidad antifraude recurren a las redes sociales de Internet –Facebook, YouTube, MySpace y Google– para verificar los datos de los solicitantes, fechas de sus viajes o algún otro dato relevante.

En lo que hace a Sinaloa se cita como ejemplo a una red de jóvenes de clase alta que ingresaron a Estados Unidos con pases turísticos. Tiempo después se descubrió que vivían en Boston como residentes, gracias a su actividad en redes sociales.

El consulado de Guadalajara explica que en su jurisdicción (Jalisco, Colima, Nayarit y Aguascalientes) las condiciones de crisis económica y altas tasas de desempleo siguen incentivando la necesidad de migrar a Estados Unidos, “lo que repercute en un incremento significativo de intentos de fraude confirmados”.

Pero también los estadunidenses residentes en el área han intentado obtener pasaportes y certificados de nacimiento de su país utilizando métodos ilegítimos, reporta el consulado. En el caso de Guadalajara, sin embargo, esta estadística no se ha disparado, como sí ocurre en los consulados de la frontera norte.

Las cifras más altas de defraudaciones fallidas se registran entre los solicitantes de visas no inmigrantes (NIV): de 81 mil 513 peticionarios fueron rechazados 27 por ciento, especialmente en las categorías de visas tipo B1 y B2 (negocios y turismo). Se descubrió que 247 presentaron documentación apócrifa o falsificada.

Justo afuera del consulado –relata el texto– se ubica toda una variedad de establecimientos que producen documentos que denominan mala fide, de mala fe. Los “productos” más demandados son estados bancarios y credenciales de estudiante falsos, cuyos precios varían de 150 a mil 500 pesos.


También hay alta incidencia de intentos de conseguir ilegalmente visas tipo P1 (empleo basado en contratos previos, especialmente en el mundo del espectáculo, los deportes y los intercambios culturales). En este rubro es donde las redes sociales han sido de utilidad a los agentes del FPU.

En el cable del consulado de Hermosillo se describe el caso de una agencia de “talentos” conocida como Susan M. Jeannette Agent, que tramitaba falsos contratos de actuaciones para solicitar visas P y O para sus clientes. La investigación descubrió que esta representante había sacado visas de este tipo de varios consulados de Estados Unidos en territorio mexicano.

Pero en el rubro donde mayores rechazos se registraron, al menos en Guadalajara, fue entre los solicitantes de visas TN (TLC o Tratado Nacional), para profesionales calificados no migrantes, especialmente entre consultores administrativos y técnicos científicos. De una tasa de 19 por ciento de negativas, en 2009 éstas se dispararon hasta casi 60 por ciento. En Sinaloa, la mayor parte de trampas se registraron con visas tipo BBBCC (para negocios) y con las tarjetas deslizables que siguen vigentes para sus portadores, pero hace algunos años ya no se emiten.

Con estadunidenses también se cuecen habas

En Guadalajara, lugar de residencia de decenas de miles de estadunidenses inmigrantes, se reportan casos de ciudadanos de ese país que intentan obtener fraudulentamente pasaportes o certificados de nacimiento. En el periodo estudiado se recibieron 4 mil 334 solicitudes; se rechazaron 305 y 16 se confirmaron como procesos fraudulentos. Entre éstos está el caso de padres adoptivos intentando obtener documentos para un bebé. La investigación de los agentes llevó al arresto de los presuntos padres y del pediatra que les “vendió” al menor.

El cable del consulado en Sinaloa enlista diversos intentos de fraude, por ejemplo, la presentación de certificados de defunción de cónyuges para ocultar que la pareja o tiene antecedentes penales o vive sin documentos en Estados Unidos. En estos casos también se recurre a las redes sociales.

Según el redactor del despacho, la unión libre suele ser una rendija por la cual muchos solicitantes de visas intentan falsear lazos de parentesco que podrían descalificar a un potencial solicitante. También ocurre que se presenten certificados de nacimiento falsos de menores viajando con adultos que no son sus padres y que se ostenten como tales. Los funcionarios que realizan entrevistas personales con los potenciales viajeros, han sido entrenados para poner a prueba la veracidad de los entrevistados.

Esta nota con vínculos a los cables

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks

miércoles, 16 de febrero de 2011

Aristegui - "El Rito" Entrevista Anthony Hopkins 1/2



Pasarían 80 años para que mejore la nutrición infantil en la Montaña de Guerrero: estudios


Pasarían 80 años para que mejore la nutrición infantil en la Montaña de Guerrero: estudios

En municipios como Cochoapa el Grande uno de cada cinco niños muere antes de cumplir el año


En Cochoapa el Grande, Guerrerro, la mayoría de los menores de edad presenta severos problemas de desnutrición Foto Jesús Villaseca
Ángeles Cruz Martínez

Periódico La Jornada
Miércoles 16 de febrero de 2011, p. 14

Los cinco estudios epidemiológicos realizados entre 1993 y 2006 para medir el nivel de desnutrición de los niños en la Montaña de Guerrero advertían que, de seguir esa tendencia, pasarían por lo menos 80 años antes de poder mejorar las condiciones nutrimentales de ese sector de la población, 90 por ciento de los cuales tenían baja talla y la mitad bajo peso. Prácticamente nada se ha hecho por revertir esa problemática que a escala nacional afecta a más de un millón de menores de cinco años, aseguró Abelardo Ávila, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

En cambio, persisten estrategias de tipo asistencialista, como las becas de Oportunidades, que se distribuyen a condición de que los beneficiarios acudan al centro de salud y lo comprueben con la presentación de un sello, que tampoco es evidencia de nada porque no existen los médicos suficientes ni el seguimiento del estado de salud de las personas, indicó.

Prueba de ello es la situación de desventaja que persiste en municipios como Cochoapa el Grande, donde la esperanza de vida de los habitantes es de 40 años. Significa, explicó el especialista en nutrición infantil, que uno de cada cinco niños muere antes de cumplir un año de vida, y los que sobreviven tienen problemas severos de desnutrición, los cuales, a su vez, les acarrearán otras problemáticas a lo largo de su vida.

Llamó la atención sobre la importancia de que a la hora de evaluar las situación de salud de la infancia también se tomen en cuenta los decesos cuya causa directa son las deficiencias nutrimentales. De hecho, enfatizó, representan la “cifra negra de la desnutrición”.

Oposición del DIF

En entrevista, Ávila, quien ha participado en el levantamiento de las encuestas nacionales de nutrición y las realizadas en zonas indígenas, comentó que los investigadores se quedaron sin la posibilidad de conocer el curso que ha seguido la desnutrición en el país, pues en 2009 el DIF se opuso a la realización del Censo Nacional de Talla, con el cual se obtenían estimaciones precisas sobre la situación de salud de la infancia en cada uno de los municipios del país.
La última investigación se hizo en 2004, donde los niños de la Montaña de Guerrero, Cochoapa incluido, salieron con los peores resultados. El argumento del DIF para no realizar el censo de 2009 fue que era innecesario, porque el resultado ya se conocía.

Además, comentó Ávila, en 2008 la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) canceló el Programa de Apoyo Alimentario, mediante el cual se dio seguimiento durante algunos meses a 120 mil niños en las zonas de mayor marginación de la República, con mediciones de peso y talla, análisis clínicos sobre nivel de hemoglobina, entre otros, y acciones como la aplicación de vacunas, capacitación a las madres de familia y la distribución de guías de alimentación.

El objetivo era revertir la desnutrición infantil, lo cual se empezó a observar en sólo cuatro meses. Se tenía la idea de ampliar la cobertura del programa a escala nacional, pero de repente fue cancelado por la Sedeso, recordó el investigador.

Respecto de Oportunidades, Ávila mencionó que no existe ningún mecanismo que garantice que el dinero entregado a las familias les reditúe en una buena alimentación y salud. Por el contrario, aseguró, alrededor de los sitios de pago hay venta de alcohol y comida chatarra.

martes, 15 de febrero de 2011

Diario de circulación nacional regaló a Guerrerenses una portada. Políticos ahí les llaman.

La pobreza en algunos lugares de México, al nivel de Zambia

Cochoapa, Guerrero, en el abandono

La pobreza en algunos lugares de México, al nivel de Zambia

El municipio más desamparado del país enfrenta graves abusos contra las mujeres

En la zona, la expectativa de vida de los niños nacidos en 2005 es de 40 años


Muy pocas casas tienen piso de cemento, es un lujo en la comunidad, en la que un mismo cuarto sirve de cocina, comedor y dormitorio, según la hora del día Foto Jesús Villaseca


La mayor parte del año los hombres viajan a distintos estados del país a trabajar de jornaleros. A su regreso, la comunidad retoma un poco de vida. Se escucha música y a los niños, hasta que se agotan los ahorros. Jesús Villaseca
Angélica Enciso L.
Enviada
Periódico La Jornada
Martes 15 de febrero de 2011, p. 2

Cochoapa el Grande, Gro., 14 de febrero. Silvestra y sus hijos, Rogelio, de cinco años, y Adriana, de tres, al sol del mediodía descansan sentados en el suelo, fuera del centro de salud. Caminaron cuatro horas para llegar a su cita con el médico. Los niños casi nunca han tomado leche y menos han comido carne. Este día su desayuno consistió en una tortilla con chile verde. Su dieta apenas cubre quelites, ejotes y frijoles.

Por haber nacido aquí, Rogelio y Adriana tienen una expectativa de vida de 40 años. Si hubieran venido al mundo en el seno de una de las familias que habitan la colonia Del Valle, en el Distrito Federal, aspirarían a vivir en promedio 77 años. La distancia entre ambas localidades no son sólo 450 kilómetros, sino 37 años de vida.

Salieron temprano de Loma Canoa, donde viven. El camino se les hizo muy largo. Anduvieron cuatro horas en el frío de la montaña, pero llegaron tarde, platica en mixteco Silvestra, con sus 20 años y su rostro sonriente, todavía infantil. Hay una larga fila de pacientes; tiene esperanza de que el médico los reciba. Acudir a la clínica es un requisito del programa Oportunidades de la Secretaría de Desarrollo Social para obtener el apoyo de 800 pesos bimestrales por cada menor.

Rogelio y Adriana, igual que la mayoría de los niños, enferman con frecuencia de diarreas y vómitos. Casi todos andan descalzos. La tierra es su juguete, la amasan, como las mujeres el nixtamal para hacer las tortillas. Y a pesar de los alimentos que consumen, Vicente Balbuena, uno de los médicos, dice que 60 por ciento de los niños padecen desnutrición leve y el resto “están normales”.

Aquí viven 3 mil personas, otras 13 mil residen en las 120 localidades dispersas que hay en esta región de la Montaña. Para todos ellos hay sólo dos médicos y únicamente durante la mañana; cada uno da 25 consultas. Cuando hay urgencias, la gente va a Tlapa, a tres horas de camino. Para el traslado hay una ambulancia, que no está equipada. La condición para que un enfermo la utilice es que pague la gasolina, porque el municipio, con edificio nuevo y antena parabólica, no tiene recursos.

Balbuena admite que dos médicos son insuficientes para el tamaño de la población y resalta entre los problemas de la comunidad que las mujeres embarazadas no se quieren atender en la clínica, prefieren ir con parteras. Así nacen los niños, pero cuando vienen “atravesados” no se salva ninguno de los dos.

La salud no es el único problema de este municipio mixteco, el más pobre del país. Las viviendas de madera y lámina de cartón, que se repiten por decenas, dispersas o amontonadas, tienen piso de tierra, en unas cuantas de cemento. De las 2 mil 834 casas, sólo 11 tienen drenaje y 674 están conectadas a la red de agua potable. La cabecera municipal es la única que cuenta con electricidad.

Hace cinco años Cochoapa se separó de Metlatónoc, que lo antecede en el nivel de pobreza. La carretera tiene siete meses, pero los daños por los deslaves son evidentes. En algunos tramos hay derrumbes. Cuando es temporada de lluvia el pueblo frecuentemente queda aislado. La avenida principal está pavimentada, pero sólo hasta que topa con el palacio municipal y la iglesia. Más adelante los caminos son de tierra. Lodazal cuando llueve.

Si no fuera porque detrás del palacio municipal hay albañiles que construyen un auditorio y algunos elementos de la policía local entran y salen del edificio, Cochoapa luciría despoblado. Pocas mujeres, menos hombres, andan en los senderos. No hay trabajo en el campo. Las viviendas están cerradas o tienen un trapo como cortina en la entrada. Hay unas cuantas tiendas, su venta principal son los refrescos, y los anaqueles de la sucursal de Diconsa están casi vacíos; ni siquiera hay harina de maíz.

Es la época en que casi la mitad de los pobladores trabajan en los campos agroindustriales de Sinaloa, Chihuahua o Baja California, donde familias completas se contratan durante unos cuatro meses por sueldos de 90 pesos al día y jornadas de lunes a domingo, desde la madrugada hasta que se pone el sol. Después regresan, con algo de dinero para subsistir el resto del año. Aquí la tierra ya está agotada, la cosecha de maíz es escasa.

***

La vida de Zeferina transcurre en la semioscuridad. Está sentada frente al fogón, dentro de su cuarto de madera, donde apenas entra luz y sirve de cocina, pero ni siquiera hay una mesa, sólo algunas sillas, y en un rincón un tendedero de ropa esconde las camas de las miradas ajenas. A sus 40 años, luce mayor. Viste su delgadez con un huipil desgastado y está descalza.

Hace nueve años se fue con su familia a trabajar de jornalero a los campos de chile de Sinaloa, pero a su esposo lo encarcelaron porque presuntamente mató a un hombre. Desde entonces no lo ha vuelto a ver. Volvió a Cochoapa con sus seis hijos. El mayor, Vicente, le ayudaba para mantener a los más pequeños, pero hace un año lo mataron en un pleito.

Mantiene la mirada fija en un punto imperceptible de la pared de madera, mientras habla del presente y planea un futuro. “Me quedan cinco hijos. La mayor va a la secundaria. Pero la voy a sacar para irnos a los campos, a Sinaloa.” Recibe recursos del programa Oportunidades, pero son insuficientes. En la escuela le piden cuotas que no puede pagar.

Esta mañana sus hijos desayunaron quelites, antes de irse a la escuela. Quizá a su regreso coman lo mismo. Pero para el siguiente día no sabe. “Si encuentro unos guajes y les doy salsa, estará bien.”

–¿Cuándo fue la última vez que comió carne?

Se queda pensativa un rato. Después responde: “no me acuerdo”.

***

Catarina, una de las pocas mujeres que hablan español, dice que a la mayoría no le gusta ir al médico. “Los doctores maltratan a la mujer porque lleva al niño sucio, porque no llega a tiempo a las citas, aunque viene de lejos. No comprenden que no habla español y no puede leer el carnet”, dice.

Vocal de vigilancia de Oportunidades, explica que aquí hay 640 beneficiarias, pero, como no hay empleo ni nada que hacer, “los hombres se emborrachan, les pegan, les quitan el dinero y se lo gastan. Cuando la mujer lo conserva, compra comida, jabón, leche. Pero los gastos por mandar a los chamacos a la escuela son mayores, siempre piden cooperación”.

Las mujeres son las más vulnerables, señala Abel Barrera, director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan (CDHM). Si reciben Oportunidades, tienen más obligaciones, no nada más las de salud y educación que indica el programa, sino que deben hacer las labores de limpieza o vigilancia que les piden los maestros o los médicos.

***

Entre los usos y costumbres que prevalecen en esta comunidad está la dote. Cuando una pareja se va a casar, es dinero que el novio debe otorgar a los padres de la novia. “Es una tradición que se desvirtuó y la consecuencia es el incremento en los casos de violencia hacia las mujeres”, explica Abel Barrera.

Los pagos son de entre 30 mil pesos y 60 mil. A las niñas, generalmente de 12 o 13 años, no se les pide parecer para el matrimonio, se les impone. Y ya que el hombre pagó por ellas se siente su dueño; “vienen los golpes, las obligan a trabajar y, en ocasiones, hasta han sido violadas”, explica Barrera.

Muchas mujeres han pedido ayuda al CDHM, porque en el municipio no hay autoridad que las defienda. El síndico dice que es asunto entre particulares y los padres les piden a ellas que cumplan con su “responsabilidad”, indica Barrera.

En estos días dos familias acudieron ante el síndico municipal para resolver sus diferencias: dos jóvenes decidieron “juntarse”, sin pago de por medio, pero los padres de la muchacha exigen el dinero, detalla el secretario, Albino Vázquez.

Sentado fuera de su tienda, Félix Mares, presidente del comité de salud, defiende esta costumbre. “No se trata de un pago, sino que es una multa. Es parecido a cuando compras un carro. Te costó y lo cuidas, lo tratas bien. Si pagó por la mujer, el hombre la cuida, la trata bien.”

Su hijo se casó de esa forma. Tiene 21 años y su esposa 16. En este caso la pareja se conoció y se “trataron” dos meses. Él le dijo: “no tengo mamá, ella tiene poco que murió y necesito alguien que me atienda”. Ella entendió y aceptó. Después Félix fue a hacer el trato. Ahora los jóvenes tienen un hijo.

Como la mayoría de las mujeres mixtecas, el futuro de Silvestra lo decidieron sus padres a sus 14 años. Su esposo pagó por ella. Su vida transcurre en el cuidado de los niños y en buscar qué comer. Aunque tienen un cuarto en Cochoapa, dice que prefieren vivir en el cerro, porque “cuando estamos aquí a mis niños se les antojan cosas, refrescos, dulces. No tengo dinero para comprar. Allá en el cerro no hay nada que se les antoje. Y sí tenemos comida. Cortamos quelites o ejotes”. Ésta es la dieta para Rogelio y Adriana. Para todo el pueblo.

lunes, 14 de febrero de 2011

Reporta Aljazeera caso periodista mexicana Carmen Aristegui. Video.

Mexican media's balancing act
Experts say the Mexican press walk a fine line between censoring their reporting and balancing their revenues.
John Holman Last Modified: 13 Feb 2011 18:49 GMT



Aristegui's dismissal is raising concerns about freedom of speech in Mexico [Al Jazeera]

"Out Calderon out!" shouts the woman, part of the crowd jostling around a cultural centre in Mexico City.

As she joins the chants of the protesters against Mexico's president, she waves a photograph of a smiling woman above her head.

The woman in the photograph is Carmen Aristegui, one of Mexico's most easily recognisable journalists. Famed for her investigative reporting and all-star interview shows, Aristegui held a prime time slot with radio station MVS, where multitudes of Mexicans listened to her on their way to work.

All this changed last Friday when Aristegui addressed an issue long-discussed on the Mexico City social media rumour mill: President Felipe Calderon's supposed problem with alcohol.

Private speculation had raised its head publicly when lawmakers unfurled a banner last week in Congress bearing the legend: "Would you let a drunk drive your car? No, right? So why would you let one drive your country?"

In her radio show, Aristegui insisted that the presidency should reply to the implied accusation. "Does the president or does he not have an alcohol problem?" she asked. "The presidency should give a clear and formal answer with respect to this."

By the next Monday, Aristegui was clearing her desk, fired by MVS who said that she had broken their code of conduct by "broadcasting rumour as news".

The Mexican presidency has denied that it had anything to do with the sacking of Aristegui, but the resulting maelstrom has caused many to question the close relationship between government and the media in Mexico.

Aristegui herself claimed that the Mexican government pressured the radio station for her head. As her supporters gathered outside the cultural centre shouting slogans against the Mexican president, she gave a defiant performance within.

"An act like this is only imaginable in a dictatorship that nobody wants for Mexico: punishing for opining or questioning rulers," she said.

Subtle censorship

Top Mexican political analyst Sergio Aguayo says that government censorship of media is still widely practised in Mexico, but strong arm methods have been abandoned for a more subtle approach.

Something as fundamental as the right to broadcast for a TV or radio station can be a bargaining chip used by the state.

"According to the law, the government has the power of awarding licences to radio or TV stations and that has been part of the strings of power that presidents use, to give favours to those who work with them or to show their anger against journalists or politicians that are overly critical," Aguayo told Al Jazeera.

Aristegui herself alleged that the fact that MVS radio's licence was up for renewal was a key factor in her dismissal.

As well as power over licences, advertising revenue from the federal government makes up a large part of the income of many major Mexican media outlets, according to Ricardo Gonzalez of Article 19, a London-based freedom of expression group. In some cases media outlets rely so heavily on these advertising contracts that they risk bankruptcy if the government decides to withdraw them.

In 2009, the federal government spent over $160m in their public relations strategy, including adverts taken out in media. This amount doubled from 2005, according to government figures.

Following floods in the south of the country in 2007, Calderon alone appeared in 449 advertising "pots" on different television and radio broadcasters in just one week, according to figures from Article 19.

Gonzalez says members of the media worry about losing their slice of the lucrative government advertising pie to such an extent that, rather than await the call telling them they have strayed into territory that is deemed to be out of bounds, they effectively censor themselves to avoid incurring the government's wrath.

This leads many media to have an unspoken blacklist of subjects that they will not speak about for fear of offending the powers that be, says Gonzalez. For journalists, breaking the editorial line could mean losing your job, he adds.

Many media outlets seem more concerned about their government-based incomes than their staff, Gonzalez opined.

The row over Aristegui's comments eventually culminated in President Calderon's private secretary stepping out to deny the presidency's involvement in Aristegui's sacking and defend the president's state of health. Without directly addressing the original accusation of alcoholism, Roberto Gil said that Calderon's high rate of public appearances was proof of his well being.

"During the four years of his administration, he has never missed any event because of health problems," Gil said. "This work pace is the best proof of his good health, physical strength and integrity."

Whether freedom of expression in Mexican media enjoys such good health is still up for debate.

EU evaluó fortunas de mexicanos que consolidaron sus riquezas con Salinas

Se beneficiaron de privatización de empresas públicas, concluye legación del país vecino

EU evaluó fortunas de mexicanos que consolidaron sus riquezas con Salinas


Ricardo Salinas Pliego y Carlos Slim Helú, en imágenes de archivo Foto José Carlo González y Carlos Ramos
Roberto González Amador

Periódico La Jornada
Lunes 14 de febrero de 2011, p. 4

Para la embajada de Estados Unidos en México, varias dinastías de empresarios mexicanos que cada año figuran en la lista de multimillonarios de la revista Forbes deben sus fortunas a la privatización de empresas públicas emprendida por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari.

Es lo que afirma un despacho de la legación, cifrado como “confidencial”, que fue entregado por Wikileaks a La Jornada. Fechado en julio de 2008, a propósito de la publicación anual de la lista de multimillonarios de Forbes, el cable menciona:

“México, país en el que aproximadamente 40 por ciento de la población vive en pobreza, tiene 10 personas en la lista de multimillonarios de 2008 de la revista Forbes. Estos individuos han hecho aportaciones importantes a la sociedad, mediante la expansión de servicios en zonas marginadas y creación de empleos o donativos, pero esta concentración de la riqueza y poder económico dificulta la capacidad del país para aumentar y profundizar su competitividad en industrias importantes.”

El autor del documento, que lleva el aval del entonces embajador Tony Garza, se detiene en la relación de esos millonarios mexicanos con el poder político, pero también apunta directamente al momento en que varios solidificaron sus fortunas: la privatización de empresas realizada durante la gestión de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994).

En 2008 los mexicanos que figuraron en dicha lista son: Carlos Slim (Teléfonos de México), Alberto Bailleres (Grupo BAL), Germán Larrea (Grupo México), Ricardo Salinas Pliego (TV Azteca), Jerónimo Arango (ex propietario de Aurrerá, después adquirida por Wal Mart), Issac Saba (Grupo Casa Saba), Roberto Hernández (ex presidente de Banamex), Emilio Azcárraga Jean (Televisa), Alfredo Harp (ex accionista de Banamex) y Lorenzo Zambrano (Cemex).

En el documento, el diplomático estadunidense que lo redactó se pregunta cómo dichos empresarios llegaron a la lista de Forbes, club en el que el requisito para ingresar es tener una fortuna personal de al menos mil millones de dólares.

Su respuesta: “Es difícil hacer generalizaciones acerca de la manera en que estos individuos acumularon su riqueza. Algunos la heredaron, otros la han acumulado con su esfuerzo por mucho tiempo. Mientras unos han asumido la necesidad de la transparencia y de modernas prácticas empresariales, otros prefieren la privacidad y las maneras tradicionales de hacer negocios. Algunos han tomado claramente ventaja de los defectos de las instituciones mexicanas y de sus relaciones con importantes figuras políticas para aumentar su riqueza”.
A continuación se afirma en el despacho diplomático:

“Varias dinastías empresariales surgieron en los años de 1990, cuando el entonces presidente Carlos Salinas de Gortari, del Partido Revolucionario Institucional, empezó a desmontar la centralizada economía mexicana. Salinas vendió más de mil empresas estatales, que iban de fundidoras a ferrocarriles.

“Desafortunadamente, en algunos casos, esas privatizaciones llevaron a la creación de monopolios privados, que beneficiaron a algunos empresarios y políticos, mientras dejaban al mexicano promedio fuera.”

El documento, identificado como 08MEXICO2187, está dirigido por la embajada de Estados Unidos en México al Consejo de Seguridad Nacional; al Comando Sur del Ejército, con sede en Florida; al Comando Norte, y a los departamentos de Comercio, Energía y Tesoro.

El autor asegura que un “ejemplo clásico” de la forma en que empresarios se beneficiaron de sus contactos políticos durante la privatización de empresas públicas en el gobierno de Carlos Salinas es Teléfonos de México, cuyo principal accionista es Carlos Slim Helú.

“Un ejemplo clásico es la privatización de Telmex. Cuando Slim y sus socios adquirieron Telmex, en 1990, el gobierno les dio condiciones extremadamente favorables. No sólo el gobierno de México vendió el monopolio de Telmex intacto, sino estableció barreras a la competencia durante los seis años posteriores a la privatización. De manera similar, Ricardo Salinas Pliego adquirió la empresa estatal Imevisión mediante una subasta en 1993, convirtiéndola después en Tv Azteca.”

El cable menciona que los aspectos de esta concentración de riqueza y de poder económico por un grupo de empresarios no pueden ser pasados por alto, “porque varios de esos individuos controlan monopolios y oligopolios que lastran el crecimiento económico. Slim, Salinas y otros han usado su influencia para favorecerse de la política económica, favorecer sus intereses empresariales y obstaculizar a sus competidores”.

domingo, 13 de febrero de 2011

Inmigrantes como moscas



FERNANDO LÓPEZ CASTILLO y NIEVES PRIETO 21-01-2011

Cada año unos 400.000 emigrantes centroamericanos intentan llegar a Estados Unidos, cruzando México. Viajan como moscas, sobre trenes de carga: No hay vuelos para los ilegales, ni futuro... En un punto de Veracruz, encuentran una pequeña esperanza: "Las patronas", unas mujeres valientes, les aguardan al pie de las vías para entregarles comida y bebida, tren en marcha, día a día durante los últimos 15 años. Este es el argumento del corto de la semana "El tren de las moscas" de Nieves Prieto Tassier y Fernando López Castillo. Una pieza que ha sido galardonada con el premio al mejor corto en el pasado Festival de Cine Político de Ronda.

Gerardo Fernandez Noroña Deja Mudos y Frios A Diputados Del PAN En Debate

sábado, 12 de febrero de 2011

Egipto.


SME Hugo Comezaña protesta en MVS apoyo a Aristegui 12-2-2011

El SME acude a las instalaciones de MVS a protestar por el despido injustificado de Carmen Aristegui, Hugo Comezaña con varios compañeros del SME.

Mubarak pasó las últimas 48 horas en una base militar antes de huir


Mubarak pasó las últimas 48 horas en una base militar antes de huir

El expresidente y su familia fueron trasladados en helicóptero a Sharm el Sheij

GEORGINA HIGUERAS (ENVIADA ESPECIAL) - El Cairo - 12/02/2011

El País

Cuando las protestas de los manifestantes se acallaron para escuchar las plegarias de las mezquitas, nada hacía prever que en uno de los helicópteros que cruzaban el cielo de El Cairo, huía el odiado Faraón. Hosni Mubarak se fue, junto con su familia, a Sharm el Sheij, a orillas del mar Rojo, en el extremo sur de la península del Sinaí. Poco después de aterrizar en ese enclave donde Mubarak gustaba de celebrar sus cumbres internacionales y entretener a los mandatarios extranjeros, el dictador comunicó que dejaba su poder en manos del alto mando militar.

Según el gubernamental diario Al Ahram, Mubarak pasó las últimas 48 horas de sus 31 años de gobierno sin oposición en una base militar donde le fue garantizada su seguridad. El hombre que no dejó crecer la hierba bajo sus pies siguió resistiéndose a escuchar las demandas de libertad de su pueblo pese a que el miedo le impidió dormir en su cama presidencial sus dos últimas noches de Gobierno.

Acosado por un pueblo que se ha puesto en pie, Mubarak se ha refugiado en su preciada península del Sinaí, que logró recuperar para Egipto en 1982, después de que su predecesor, Anuar el Sadat, firmara la paz con el vecino que se la había arrebatado en la guerra de 1967. Tal vez el anciano mandatario, de 82 años, confía en diluirse entre los millones de turistas de Sharm el Sheij y escapar al proceso por asesinato y apropiación indebida de fondos públicos que algunos miembros de la oposición piden contra él.

Fuentes militares dijeron a Al Ahram que Mubarak permaneció en la base porque las circunstancias no permitían los movimientos de la comitiva presidencial. Pese a ello, el faraón se permitió, en la noche del jueves, burlarse de su pueblo por última vez. En representación de millones de egipcios que sueñan con ser dueños del destino de su país, decenas de miles de personas se habían congregado en la plaza de la Liberación para escuchar juntas lo que se esperaba fuese el mensaje de despedida del rais. Lo que oyeron, sin embargo, es que se quedaba hasta las elecciones de septiembre próximo. La plaza estalló en un grito de furia: "¡Fuera, fuera!".

Ayer, antes de que trascendiera su huida, miles de manifestantes marcharon hacia el palacio presidencial, rodeado de alambradas y protegido por tanques, además de por la guardia presidencial, que declaró, a primera hora de la tarde, que mantenía la seguridad del recinto. Fue necesario esperar a que Mubarak se instalase secretamente en Sharm el Sheij para escuchar al vicepresidente Omar Suleimán leer un breve comunicado que indicaba que el faraón había cedido el poder al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. Ninguna televisión, ni nacional ni extranjera, logró captar la imagen de la huida, aunque fue la cadena Al Arabiya la primera en anunciar que Mubarak había aterrizado en una base del sur del Sinaí.

El expresidente va acompañado, al menos, por su esposa, Suzanne, y su hijo Gamal, de 47 años. Los intentos de poner en marcha una dinastía hereditaria que consagrara como presidente, en otros comicios fraudulentos, a Gamal fue uno de los detonantes de la revuelta que acabó con las aspiraciones de Mubarak. Gamal dimitió el pasado 4 como líder del gobernante Partido Nacional Democrático, junto a la cúpula de este. El primogénito de la familia, Alaa, es un próspero hombre de negocios que vive en El Cairo y nunca mostró aspiraciones políticas.

Nacido en mayo de 1928 en el delta del Nilo, Mubarak entró en las fuerzas aéreas en 1947. El antiguo piloto de bombarderos salió de la capital en helicóptero pero ha declarado en sus dos últimos mensajes a la nación que no se irá del país. "Moriré en la tierra de Egipto".

Tras 300 muertos en los 18 días que ha costado echarle del poder, según la organización Human Rights Watch, parece difícil que Mubarak no sea llevado ante la justicia. El tiempo dirá si finalmente no elige el exilio para escapar a un proceso.

Aristegui y el wikidescontento en México

Defiladero.
Aristegui y el wikidescontento en México

Jaime Avilés


La periodista Carmen Aristegui habló el miércoles de su salida de MVS Carlos Cisneros Foto Foto

Hoy, a las 12 horas, habrá un multitudinario mitin en Mariano Escobedo 532, frente a MVS Radio, para exigir la reinstalación de Carmen Aristegui como conductora del noticiario matutino de ese espacio, propiedad de la nación, concesionado a una familia. ¿Por qué la reprimen y censuran?, se pregunta, en un artículo que circula por la red, el activista Pablo Moctezuma. Su respuesta es múltiple.

Aristegui, recuerda, denunció la ley Televisa, las aberraciones de Marcial Maciel y el asesinato de Ernestina Ascención, violada por soldados, en Zongolica, Veracruz; además, reprodujo, de viva voz, las conversaciones del góber precioso, Mario Marín, con el “rey de la mezclilla”, Kamel Nacif, para proteger a otro pederasta, y dio a conocer, en una entrevista con Miguel de la Madrid, las ligas de la familia Salinas con los narcos, pero salió del aire por preguntar, desde su tribuna, si Felipe Calderón tiene problemas con el alcoholismo.

El puntual recuento de Pablo Moctezuma podría ampliarse. Aristegui fue también amordazada porque abrió sus micrófonos a las denuncias del experto de la ONU en tráfico de drogas, Edgardo Buscaglia, y de la periodista Anabel Hernández, acerca de los grandes empresarios, políticos, policías y propagandísticas electrónicos del gobierno de Calderón que trabajan para el crimen organizado.

Pero Carmen Aristegui fue acallada también no sólo por lo que ha revelado, sino a la vez para que ya no hable de lo que está por ocurrir. Verbigracia, el inminente descubrimiento de la identidad de los dueños de PC Capital, grupo que según Javier Lozano, “por órdenes de arriba”, se quedará con Mexicana de Aviación. Los ex trabajadores de la aerolínea sospechan que quienes tienen todo planchado para apoderarse de la empresa son un secretario y un ex secretario de Calderón, que si algo tienen en común es que ambos usan lentes, aunque sólo uno se deje crecer el bigote (?). Desfiladero no logra descifrar el acertijo, pero acepta propuestas.

El otro asunto del que Aristegui no podrá informar es la toma de la ciudad de México por las fuerzas armadas, un proceso que hace dos semanas inició la Marina. Al respecto, la edición más reciente de Tu manzana, vocero oficioso de la delegación Benito Juárez, que encabeza el panista Mario Palacios, acaba de publicar un instructivo sobre lo que se debe hacer “ante la movilización militar en la demarcación”. Y en un recuadro titulado “participa”, aconseja lo siguiente:

“Atiende las indicaciones de los efectivos militares en retenes que se implementan/ No estés cerca de puertas y ventanas en el momento de un operativo/ En caso de una balacera, tírate al suelo o resguárdate debajo de la cama/ Evita llamadas y gritos de pánico, pues suelen alterar a los demás/ Tú haces la diferencia”.

Dirigido por el periodista Alejandro Envila Fisher y la diputada panista y feroz antiabortista Paula Soto Maldonado, Tu manzana dedica dos páginas, de un total de ocho, al tema de la presencia militar en Benito Juárez, con la finalidad de anticiparnos que marinos y soldados pronto formarán parte del paisaje cotidiano en la ciudad. En ese trabajo, la publicación entrevista a Javier Oliva, “especialista en seguridad nacional y académico de la UNAM”, quien “sugiere medidas precautorias previas a un enfrentamiento armado. Una de ellas es suspender citas o reuniones. ‘Si ves que elementos de seguridad han cerrado calles o acordonan la zona cercana a tu destino, procura cancelar el plan. Resguárdate en otro lugar alejado del operativo y espera hasta que pase’”.

El texto, sin embargo, también cita el testimonio anónimo de un vecino acerca de lo que vivió “alrededor de las cinco de la mañana del lunes 24 de enero”, cuando un grupo de marinos se desplegó en el número 21-A de la calle de Miguel Laurent, entre Fresas y Tejocotes. Tres individuos, cuenta, “se bajaron de un taxi porque no había paso. Inmediatamente fueron jalados y empujados por los militares para que no caminaran por donde ellos se encontraban”. Según esta versión, “los tres pasajeros habrían sido tratados con violencia, cuando ni siquiera se encontraban próximos al lugar”.


¿A qué vienen los militares a las calles de la ciudad de México? ¿A intensificar la guerra de Calderón contra el pueblo, no contra el narcotráfico, una industria que se encuentra más fortalecida que nunca, en todos los sentidos, gracias a la disparatada y horrorosa carnicería provocada por el hombrecito que desde hace 50 meses vive gratis en Los Pinos? Esto no es una especulación: hay abundantes pruebas del avance económico, político y militar de los cárteles, pero también acerca del riego que implica usar a la Marina o al Ejército en una urbe.

Según el cable número 233709, entregado por Wikileaks a nuestro diario, “a fines de 2009, el consulado de Estados Unidos en Monterrey observa que en la medida en que militares en activo o retirados se incorporan como jefes de unidades policiacas, los cárteles dirigen sus ataques contra las fuerzas armadas” (La Jornada, 10/02/11). Lo que no dice es que, para que esto suceda, se necesita que las fuerzas armadas estén en la vía pública.

Si esta es la moraleja, ¿para qué quiere Calderón poner a las fuerzas armadas en las calles de la capital del país? ¿Para exacerbar la violencia e implantar el estado de excepción indefinido? ¿Para liquidar de una vez las posibilidades de un cambio de gobierno por la vía electoral el año próximo? ¿Para colocarse al frente de una dictadura militar? ¿Para acelerar la intervención de las tropas de Estados Unidos, que ya empiezan a hablar descaradamente de lo que en este y en otros espacios, desde el año pasado, se dijo que pretendían hacer, esto es, invadirnos?

En julio de 1976, cuando Luis Echeverría quitó a Julio Scherer de la dirección de Excélsior, los malpensados sospechamos que se trataba de una medida preventiva. El gobierno enfrentaba la revuelta de los electricistas de Rafael Galván, que luchaban contra el cacicazgo de Fidel Velázquez en la CTM. Sin embargo, tras la caída de Scherer, Echeverría no reprimió a los electricistas, pero hizo algo peor: devaluó el peso, que mantenía una relación de 12.50 frente al dólar desde 1954.

Meses más tarde, Echeverría se fue y surgió una nueva generación de periódicos y revistas críticos al régimen, que al paso del tiempo obligaron al sistema a permitir una mínima apertura de los medios electrónicos en los años 90, impulsada desde Televisa por Ricardo Rocha, que pronto fue sacado de cuadro, y en radio, sobre todo, por Carmen Aristegui.

Perseguida por la empresa de Emilio Azcárraga, reprimida por la olinarquía a la que sirve Calderón, pero agigantada moral y profesionalmente por quienes acaban de correrla, Aristegui no debe olvidar que –si no nos invade Estados Unidos y sacamos del poder a la mafia que nos robó el país, objetivos que únicamente lograremos si nos movilizamos– pronto habrá una tercera cadena de televisión y desde ahora Carmen está llamada a dirigirla. Esa cadena será un instrumento esencial para el rescate y la transformación profunda de México.

Por lo pronto hoy, a partir de las 16 horas, ante el Monumento a la Revolución, habrá un encuentro “sin líderes ni protagonistas”, convocado a lo largo de la semana por usuarios de las redes sociales de Internet, inspirados en el ejemplo de las rebeliones que derrocaron a los dictadores de Túnez y de Egipto, en este caso, para insistir en la reinstalación de Aristegui en su cabina, rechazar la presencia de las fuerzas armadas en las calles de la ciudad de México y exigir el regreso de la Marina y el Ejército a sus cuarteles al grito de “no más sangre”, entre otras cosas...

jamastu@gmail.com

jueves, 10 de febrero de 2011

Carta abierta de Denise Dresser a Joaquín Vargas sobre el tema #Aristegui


Estimado Joaquín:

Te escribo desde el desconcierto que me ha producido el despido de Carmen Aristegui, por la supuesta violación del código de ética de MVS. Yo he sido colaboradora de MVS radio desde hace dos años, como participante en la mesa política de los lunes. Siempre he agradecido el espacio, el apoyo y la libertad que durante ese tiempo nos brindaste allí. Siempre he pensado en ti como un hombre dispuesto a tomar riesgos, defender principios, asumir posiciones impopulares y enfrentarte al gobierno cuando ha sido necesario. Por ello me resulta aún más sorpresiva tu decisión, la cual corre en contra de tu biografía, la historia de la empresa y el perfil personal y profesional que has logrado construir. Me parece que has cometido un error grave, gravísimo, como resultado del cual todos pierden: pierde MVS, pierdes tú, pierde la libertad de expresión, pierde la Presidencia, pierde el país. He aquí las razones:

1) Nunca habrá un consenso sobre la decisión de Carmen Aristegui de abordar el tema de la manta en el Congreso —denunciando el supuesto alcoholismo de Felipe Calderón— como lo hizo. Habrá quienes argumenten que informó sobre un hecho noticioso e hizo las preguntas pertinentes y habrá quienes digan que se excedió. Habrá quienes insistan en que tenía derecho a cuestionar a Felipe Calderón como lo hizo y habrá quienes repliquen que se equivocó. Habrá quienes subrayen que la salud mental de un presidente es un tema de interés público y habrá quienes contesten que es del orden estrictamente privado. Habrá quienes cuestionen a Carmen por darle validez a los planteamientos de Gerardo Fernández Noroña y habrá quienes digan que se volvieron informativamente importantes en el momento que suspendieron las labores del Congreso.

Independientemente de la posición que los lectores, radioescuchas y ciudadanos en general asuman, lo que queda claro es que no se despide a un periodista por hacer preguntas incómodas, airear temas controvertidos o hacer comentarios editoriales que generen escozor. De ser así, ningún periodista mexicano tendría empleo en este momento. Ningún periodista internacional hubiera sobrevivido a esa vara de medición. Rush Limbaugh ya hubiera sido despedido por acusar a Barack Obama de “musulmán”; William Safire hubiera sido despedido por llamar a Hillary Clinton una “mentirosa congenital”; Larry Rohter hubiera sido despedido por escribir acerca de los problemas con el alcohol que tenía Lula; Jorge Ramos hubiera sido despedido por preguntarle a Vicente Fox si usaba Prozac. Pero los despidos no se dan precisamente porque el valor fundacional de la libertad de expresión se protege por encima del interés empresarial o los sentimientos heridos del aludido.

2) Al emitir un comunicado en el cual aseguras que Carmen Aristegui “violó el código de ética” de la empresa, has generado una enorme —y legítima— suspicacia. En primer lugar, te verás obligado a hacer público ese código de ética, incluyendo la prohibición explícita de diseminar rumores como si fueran información, firmado por ella. Y si no lo produces, seguirás alimentando la especulación que te rodea. Que si te llamaron de Los Pinos para exigir una disculpa y por ello se la demandaste a Carmen. Que si querías hacerle un favor al gobierno —entregándole la cabeza de Carmen en bandeja de plata— a cambio de la renovación y la ampliación de tus concesiones. Que en el momento de obtenerlas lo primero que harás será vendérselas a Carlos Slim. Que desde hace un buen tiempo sentías que la presencia de Carmen en MVS era una amenaza a tus intereses empresariales y que, en el fondo, su despido en este momento fue tan sólo un pretexto. Esto es lo que se dice sobre ti de manera reiterada. Esto es lo que sale a colación cada vez que se menciona tu nombre. Con una reacción sobredimensionada y colérica, has logrado empañar de golpe tu reputación y la de tu familia. A partir de hoy serás visto como un censor, un represor, un hombre intolerante. Alguien que no entiende los principios que la democracia —para sobrevivir— necesita resguardar.

Y aunque niegues la presión de la Presidencia, será tu palabra contra la de Carmen Aristegui. Será tu versión de los hechos contra la de ella. Y en esa confrontación llevas todas las de perder, porque había muchas formas de darle una salida a este problema. MVS pudo haber emitido un comunicado de prensa diciendo que la posición expresada por Carmen no constituía la posición oficial de la empresa, punto final. Pero al exigirle a Carmen que leyera una disculpa redactada por ti, cerraste la puerta a una mejor solución para todos los involucrados.

3) Si tu objetivo era congraciarte con Los Pinos, en realidad le has enviado una manzana envenenada. Las protestas por parte de la Presidencia serán vistas como un esfuerzo fallido por negar su involucramiento. Si Felipe Calderón no te pidió una disculpa por parte de Carmen Aristegui, la percepción entre los millones de radioescuchas de MVS en este momento es que así fue. Si Felipe Calderón no tiene un problema de alcoholismo, después de este sainete será aún más difícil convencer a la opinión pública de lo contrario.

Hoy el Presidente se enfrenta a un grave problema de imagen. El que da la impresión de irritarse demasiado, negar demasiado, exigir disculpas y demandar cabezas tan sólo confirma la acusación lanzada en su contra. Y tú, Joaquín, al actuar como lo has hecho, has contribuido a crear esa percepción. Tu comportamiento, efectivamente, ha sido suicida. Y eso, como bien dijo Carmen Aristegui en su conferencia de prensa, no lo merece tu familia, no lo merece MVS, no lo merecen los ciudadanos, no lo merece México. Como colaboradora de MVS, como alguien que ha aplaudido la independencia y el valor civil de la empresa en el pasado, como ciudadana mexicana consciente de sus derechos y dispuesta a pelear para defenderlos, te pido que reconsideres tu postura y pares un proceso que se ha revertido en tu contra.

Como escribió la novelista Pearl Buck, ganadora del Premio Nobel, “cada gran error tiene su punto medio; ese segundo cuando puede ser retractado y quizás remediado”. Ese momento ha llegado para ti, Joaquín. Ojalá apeles a los mejores ángeles de tu naturaleza, en lugar de sucumbir a los peores demonios que te han poseído en los últimos días.

10 febrero 2011

Granados Chapa escribe sobre Carmen #Aristegui

Carmen Aristegui

Por Miguel Ángel Granados Chapa

La periodista expulsada de MVS ha tendido la mano a la concesionaria y ofrecido volver el lunes a su noticiario matutino si se le reintegra su reputación profesional y ética

Carmen Aristegui prefirió la rescisión de su contrato profesional con MVS, la empresa radiofónica de la familia Vargas, antes que deponer su dignidad personal y profesional leyendo un texto de disculpa que ella no había escrito ni suscribirá. Después el concesionario pretendió justificar lo que fue un despido (colocar a la periodista ante un falso dilema, pues sólo había un término a elegir) acusándola de infringir el código de ética (que, por cierto, ella propuso y la emisora aceptó) por presentar un rumor como noticia.

Sin duda, eso no hizo Carmen Aristegui. Partió de un hecho noticioso (el escándalo en la Cámara de Diputados por la colocación de un mensaje provocador en que se implica que el presidente Calderón es un bebedor), y ella lo situó en contexto y extrajo de él una conclusión. Dijo que el rumor sobre el etilismo presidencial estaba muy extendido, como lo está, lo que podía comprobarse en las redes sociales a que se atienen y de que tanto gustan el propio Ejecutivo y sus colaboradores. Y preguntó por qué desde la Presidencia no se emitía un comunicado que saliera al paso del rumor. Fue claramente un comentario editorial, lícito en el formato del programa que sostenía, con éxito creciente, desde hace poco más de dos años. Ni presentó al público como una novedad, ni mucho menos afirmó, que el Presidente bebe.

Carmen estuvo dispuesta, cuando se le comunicó que su dicho se había percibido como una ofensa, a disculparse por ella, por el agravio que hubiera resentido el afectado, ya que la intención de su programa es informar y analizar los hechos y no ofender nunca a nadie, ni al Presidente de la República ni a radioescucha alguno. Pero se le exigió desmentirse a sí misma, como un modo de aliviar la irritación causada por sus palabras. Se le demandó una reacción sólo explicable cuando se ha roto un tabú, cuando se ha cometido una irreverencia, cuando se ha incurrido en blasfemia.

Ordenar la salida de Carmen Aristegui es, conforme al diagnóstico famoso, más que un crimen, una estupidez. Fue una decisión en la que todos pierden y sólo ganan los que deseen quitarse el estorbo de una emisión radiofónica fresca, cada vez más oída cuanto más certeros eran sus enfoques, en que se practicaba el lema adoptado por la concesionaria cuando convino con la periodista la creación y conducción de un programa diario de información y análisis: libre como el viento, libre como nunca antes, en clara alusión al despido de Carmen de XEW. Ganan asimismo los mezquinos que paladean la derrota de una forma de periodismo que están imposibilitados para ejercer. Gana el autoritarismo que somete la opinión diferente y que sostiene que la figura presidencial debe estar en un nicho inalcanzable donde no lo roce la realidad, ya no digamos con sus hechos brutales, sino ni siquiera con lo que se dice en la calle.

La digna mujer y excepcional periodista dio a conocer ayer su posición. Con juicio atinado, que es su forma de ser, situó el problema de su despido en un ámbito más amplio, el del riesgo que para la democracia y la competencia económica deriva de que el presidencialismo, tan venido a menos para bien, disponga todavía de instrumentos que le permiten mantener en vilo a empresarios que no se avienen a sus propósitos e intereses. Varias resoluciones en materia de radio y televisión, y en el más dilatado ámbito de las telecomunicaciones, que MVS ha promovido desde hace años dependen de una decisión presidencial, pues se han cubierto los requisitos y satisfecho las condiciones legales. Carmen denunció, en consecuencia, que un asunto jurídico sea convertido en asunto político por la discrecionalidad que puede ejercer el Presidente.

También recordó que el periodista mexicano que sobresale en la televisión norteamericana, Jorge Ramos, preguntó a bocajarro al presidente Fox, haciéndose eco de un rumor relacionado con una presunta adicción presidencial si tomaba Prozac. Sorprendido por la franqueza del interrogante, Fox contestó de inmediato y sin ambages con un no rotundo. No se declaró agraviado, ni pidió eliminar esa parte de la grabación. Simplemente aprovechó la ocasión para salir al paso de un rumor, que importa como parte de las percepciones con que una sociedad pretende explicarse su entorno.

La periodista tendió la mano a la empresa para revertir los efectos de lo ocurrido que se manifiestan, además de expresiones callejeras de descontento, en una ruidosa conversación colectiva a través de las redes sociales, donde priva la exigencia de que el programa vuelva a su normalidad, con Carmen Aristegui a la cabeza. Pidió sólo el resarcimiento de su fama pública mediante dos pasos, el primero retirar formalmente el comunicado en que se le señala como transgresora, y el segundo emitir otra posición en sentido contrario, donde se valore su integridad ética y profesional.

La familia Vargas, propietaria de MVS, queda de esa manera en posición de deshacer el entuerto. No se trata de borrar lo acontecido, extremo imposible, sino de sacar provecho de él, en vez de sólo perjuicios. Esa familia, sobresaliente en el medio radiofónico donde priva la mediocridad, tuvo la claridad para saber, hace dos años, el valor social y comercial de contar con la personalidad de Carmen Aristegui al frente de su emisión matutina. Puede ahora refrendar el juicio sobre la condición profesional de la periodista aceptando su condición. Quedará fortalecida ante el público y, en consecuencia, ante el gobierno y los intereses que pretenden, con éxito, someterlo.

Cajón de sastre

Un día tras otro, murieron dos músicos centrales para el entendimiento de esa porción de la cultura, de la creatividad mexicana. El martes murió, a los 56 años, Eugenio Toussaint, intérprete y compositor. Sus aportaciones al jazz, desde hace décadas, y más recientemente a la música que convencionalmente llamamos clásica o de concierto lo situaron en el centro de la atención del sector del público que valora y disfruta esas expresiones. Al día siguiente, ayer, falleció Salvador Ojeda, más conocido como El Negro, que el 19 de septiembre de 2009 "echó el resto" como él mismo dijo al titular así su última aparición pública, cuando creyó estar al cabo de su carrera. Vivió todavía hasta cumplir 80 años en enero pasado. Pianista, guitarrista, percusionista, jaranero, sus creaciones como compositor e intérprete de sones y boleros lo harán estar presente siempre.

Plaza pública

10 febrero 2011

México, entregado por su propia clase política a la intervención de EU. Pedro Miguel

México, entregado por su propia clase política a la intervención de EU
Pedro Miguel
La Jornada

Agente de la Policía Federal en tareas de vigilancia en un retén en la ciudad de Monterrey Foto Reuters

Nadie resiste el llamado: gobernantes y opositores, funcionarios y empresarios, jefes de policía y cabezas de ONG, periodistas y encuestadores, todos por igual, acuden ante diplomáticos de Estados Unidos para contarles lo que deseen saber sobre los asuntos de México. La embajada y los consulados de Washington son confesionario, diván, ventanilla de gestiones y paño de lágrimas, para la clase política y para los notables. En no pocas ocasiones, políticos y altos funcionarios comunican a los diplomáticos estadunidenses cosas que no se atreverían a sostener en público; les adelantan, además, intenciones legislativas, les consultan esbozos de programas oficiales o les exponen situaciones de las que la sociedad mexicana no tiene conocimiento. Los representantes de Estados Unidos acreditados en México son, en conjunto, el más importante interlocutor en la vida institucional de este país. Posiblemente no sea una revelación, pero resulta, en todo caso, una confirmación de lo que siempre se ha sospechado y dicho, y que ahora se documenta en un paquete de dos mil 995 cables informativos, redactados por diplomáticos estadunidenses de diverso rango. y que fueron enviados al Departamento de Estado desde México o desde terceros países.

Este material informativo fue proporcionado a La Jornada por Sunshine Press Productions, que preside Julian Assange, portavoz y fundador de Wikileaks, y abarca cables fechados desde 1989 hasta 2010. 24 de ellos están clasificados como “secretos”; 461 se consideran “confidenciales”; 870 son “clasificados” y mil 588 han sido “desclasificados”. Es razonable suponer que se trata de un segmento de algo más amplio; así lo deja ver la disparidad numérica por años de emisión (un solo cable de 1989, 38 de 2005 y mil 206 de 2009, por ejemplo) y las referencias a documentos que no están en el conjunto. El material recibido consiste, en su gran mayoría, de reportes sobre pláticas con personalidades políticas, administrativas, mediáticas, policiales y militares, informes de reuniones, análisis regionales o temáticos de distinto calado y extensión, apuntes sobre pequeñas gestiones o bien simples reseñas insípidas de los medios nacionales. Lo que los documentos revelan, en forma aislada o leídos en conjunto, es lo siguiente:

Clase política de informantes

Existe una casi absoluta disposición de políticos, legisladores y funcionarios mexicanos para informar extensamente a los diplomáticos del gobierno estadunidense, así como una generalizada obsecuencia para con sus interlocutores de esa nacionalidad; resulta un tanto sorprendente que ninguno de los cables consigne, por parte de los informantes mexicanos, una sola crítica hacia Estados Unidos, prácticamente ningún reclamo y ni una sola expresión de hostilidad. En varios casos, los connacionales citados comparten con sus interlocutores extranjeros la preocupación por eventuales reacciones adversas de la opinión pública local hacia el gobierno del país vecino, y se esfuerzan por presentarse como socios confiables. En ocasiones, y con tono de disculpa, advierten de antemano a sus entrevistadores que tendrán que formular, en público, alguna divergencia con respecto a Washington, a fin de no parecer demasiado proestadunidenses ante la sociedad.

En no pocos de los cables se consigna la sorpresa de los autores por la inesperada expresividad y el espíritu de colaboración de sus entrevistados, quienes por lo general responden a cuanta pregunta se les haga, pero no formulan ninguna. La masa de documentos proporcionados a este diario por Sunshine Press Productions no incluye comunicaciones relativas al espionaje propiamente dicho, pero queda claro que la locuacidad de políticos, funcionarios y comunicadores mexicanos casi podría ahorrarles el trabajo a los espías procedentes de la otra orilla del río Bravo.

De la lectura del material se desprende que en México, por lo que toca a la clase política, el tan citado sentimiento antiestadunidense es un mito urbano. Hace medio siglo, las izquierdas, el centro y hasta las derechas convergían en una animadversión variopinta hacia Estados Unidos que se originaba, respectivamente, en el antimperialismo, en el nacionalismo revolucionario y en el rechazo católico y castizo al protestantismo anglosajón. Bajo esas expresiones ideológicas subyacía una constante incuestionable de la realidad: a lo largo de la historia de México como nación independiente, las más graves y abundantes amenazas a su seguridad, integridad y soberanía han provenido del vecino del norte.

A lo que puede verse, la era del Tratado de Libre Comercio ha producido en México una casta dominante que, o bien se quedó sin memoria histórica, o bien perdió el sentido de pertenencia a su propio país. Los entrevistados hablan mal unos de otros; los funcionarios estatales y municipales acuden directamente a los representantes de Washington para pedir ayuda ante la inseguridad y el acoso de la delincuencia, y se brincan olímpicamente a la Federación; los empleados federales se quejan de los estatales y municipales; en el curso de los contactos, cada cual vela por sus propios intereses –nadie invoca la defensa o la promoción del interés nacional– y la vista de conjunto podría describirse con la expresión “cada quien para su santo”.
El proconsulado, al desnudo

En contraste, los representantes diplomáticos estadunidenses operan, casi invariablemente, con un sentido de Estado y con una cohesión que sólo se rompe en lo estilístico. Una expresión recurrente: “en beneficio de nuestros intereses”. Más allá de eso, el material informativo pone de manifiesto la insaciable curiosidad de los personeros de Washington, su avidez –casi podría decirse: su morbo– por conocer a detalle los asuntos mexicanos, y su obsesión por armar visiones de conjunto de los temas de nuestro país. Paradójicamente, el rigor empeñado en la recopilación de información no necesariamente se traduce en agudeza de entendimiento: con frecuencia, los diplomáticos dejan de ver el bosque por observar los árboles. Dan por sentado que los fenómenos delictivos se corregirán mediante acciones meramente policiales y militares; se empeñan en hurgar en el desempeño en materia de derechos humanos de miles de policías, militares y funcionarios, aunque olvidan averiguar sus antecedentes penales; en primera intención, suelen observar a sus interlocutores con distancia y escepticismo, pero acaban por creer lo que éstos les platican y, con una inocencia casi conmovedora, informan a Washington que los problemas están en vías de solución gracias al programa fulano, que hay voluntad política para enfrentar los obstáculos y terminan, de esa forma, por convertirse en creyentes casi únicos de un credo dudoso: el discurso oficial.

Otra inconsecuencia notable es el prurito de los diplomáticos del norte por mostrarse “neutrales” en materia de política partidista mientras que, al mismo tiempo, exhiben una insistencia monolítica en promover, en lo económico, las “reformas” que preconiza la doctrina neoliberal. De los documentos se infiere que sus redactores realmente creen que el Consenso de Washington es consenso, y no alcanzan a ver que las tomas de posición en favor o en contra del neoliberalismo se traducen en programas partidistas; en consecuencia, ellos, los diplomáticos, se convierten en instrumentos de una flagrante intervención de su gobierno en asuntos políticos de México.

A la embajada de Estados Unidos en México, es decir, a la representación del Departamento de Estado, no parece importarle que el poder público se tiña de azul, de tricolor o de amarillo, siempre y cuando la autoridad resultante se conduzca con apego a las tendencias privatizadoras, desreguladoras y depredadoras vigentes en forma declarada desde 1988. En ese punto, la injerencia es descarnada y abierta, y los funcionarios estadunidenses actúan como procónsules y, en no pocas situaciones, como gestores de los intereses empresariales de su país en un territorio intervenido desde hace lustros, no mediante el despliegue de fuerzas militares, sino por medio de la firma del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

En los días que corren, la intervención extranjera resulta particularmente inocultable en materia de seguridad y de combate a la delincuencia y al tráfico de drogas. En este terreno, los estadunidenses no se cuidan de guardar las formas y se revelan, una y otra vez, como los verdaderos conductores de la “guerra” contra la criminalidad organizada. Esa “guerra” es el más reciente conducto para la injerencia y el creciente control de Estados Unidos sobre México. Muy anterior a ella es el sometimiento voluntario a Washington por parte de políticos representantes populares, funcionarios, mandos policiales y castrenses, así como de algunos comentaristas y directivos de medios. Eso se ha dicho muchas veces y en muchos tonos, y se ha evidenciado, una vez más, en las declaraciones formuladas el lunes por el subsecretario de la Defensa del país vecino, Joseph Westphal, y complementadas el martes por la secretaria de Seguridad Interior, Janet Napolitano, sobre perspectivas de ocupación militar masiva. Los casi tres mil cables diplomáticos que Sunshine Press Productions facilitó a La Jornada permiten corroborar que la intervención política y económica se adelantó, por mucho, a tales escenarios.