domingo, 22 de julio de 2012

Carta a Andrés Manuel López Obrador. Carlos Jiménez Ramírez y familia

Carta a Andrés Manuel López Obrador

En esta hora aciaga, en la que pareciera que todo horizonte se ha perdido, cuando las esperanzas de más de 20 millones de mexicanos quedaron truncas, después del inadmisible fraude perpetrado nuevamente, pero con mayor cinismo y descaro, queremos expresar nuestra rabia y rebeldía, pero también nuestra completa solidaridad al hombre que ha hecho todo por sacudir las conciencias de los mexicanos.

Pasa por nuestra mente su labor magnífica en la presidencia del PRD, que dio como resultado las mejores cifras de aceptación que ha tenido ese partido. La calumnia de El Encino, que trajo como consecuencia el pretendido desafuero; su presentación en la Cámara y su discurso histórico; su recorrido por todo el país, en condiciones adversas durante más de seis años; la jauría de la prensa y televisión desatada en cuanto presentó su candidatura a la Presidencia de la República, de todo esto no se recuerda en los últimos tiempos a ningún personaje atacado tan ferozmente y de forma cotidiana como ha sido usted.

Por lo anterior, deseamos que ese trabajo no se pierda, que se canalice de alguna forma, que siga siendo usted el que nos marque el camino a seguir.

El mundo está lleno de cerdos, víboras y lobos, decía mi hermano mayor, pero también de seres humanos que han trascendido esa etapa evolutiva y son los que harán que este país sumido en la violencia, la corrupción y la impunidad salga adelante.

Carlos Jiménez Ramírez y familia