lunes, 30 de noviembre de 2009

A José Emilio Pacheco, el Cervantes 2009


A José Emilio Pacheco, el Cervantes 2009

Al poeta y ensayista mexicano "lo hemos definido como el idioma entero", declaró el jurado.

Afp y Dpa / Pacheco, ayer, en la FIL. AP
Publicado: 30/11/2009 08:38 / La Jornada

Madrid. El poeta y ensayista mexicano José Emilio Pacheco ganó el premio Cervantes 2009, considerado el Nobel de las letras hispanas, anunció este lunes la ministra de Cultura española, Ángeles González-Sinde.

El premio Cervantes, dotado con 125 mil euros, está destinado a dar "público testimonio de admiración a la figura de un escritor que, con el conjunto de su obra, haya contribuido a enriquecer el legado literario hispánico", dijo la ministra española al leer el acta del jurado.

"José Emilio Pacheco lo hemos definido como el idioma entero", afirmó el presidente del jurado, José Antonio Pascual, en referencia a la elección del poeta mexicano.

"Es un poeta excepcional de la vida cotidiana, con una profundidad y una libertad en sus pensamientos, una capacidad de crear un mundo propio y un uso lingüístico impecable", añadió Pascual.

Nacido en la Ciudad de México en 1939, Pacheco ha cultivado distintos géneros en su obra, desde el cuento y la novela, hasta el ensayo y el periodismo.

El poeta argentino Juan Gelman, ganador del Cervantes en 2007 y miembro del actual jurado, aseguró por su parte sentirse "muy contento" de que la elección recayera en Pacheco, "una figura intelectual que no se repite mucho en América Latina, porque a sus dotes de poeta une las de narrador, crítico y periodista".

El literato mexicano, considerado uno de los principales poetas contemporáneos en América Latina, era considerado uno de los favoritos al galardón, después de que el año pasado el español Juan Marsé se hiciera con el Cervantes. Según una "ley no escrita", el premio debe rotar todos los años entre el continente americano y España.

Pacheco, que se formó en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es desde entonces íntimo amigo del escritor Carlos Monsiváis, ha traducido además al español a autores como Samuel Beckett, Óscar Wilde y Tennesse Williams.

Para la crítica, su obra refleja una profunda preocupación ética, así como un especial interés por la realidad de la Ciudad de México, de la que también narra los horrores de la violencia.

En su país, ha sido reconocido también por su obra periodística, por la que recibió el Premio Nacional de Periodismo Literario y el de Periodismo Cultural Fernando Benítez.

Entre las más destacadas de sus creaciones se encuentran las novelas Las batallas en el desierto y El principio del placer, así como las antologías poéticas Tarde o temprano, Alta traición y Los elementos de la noche.

Pacheco es el cuarto autor mexicano que se hace con el máximo galardón de las letras hispanas. Antes, ya lo habían ganado Octavio Paz (1980), Carlos Fuentes (1987) y Sergio Pitol (2005). Entre los premiados se encuentran, entre otros, Jorge Luis Borges (1979), Mario Vargas Llosa (1994) y Camilo José Cela (1995).

Recientemente, Pacheco fue también galardonado en España con el Premio Reina Sofía de Poesía 2009. Más detalles.


Pesadilla de México Despierta AMLO.flv

Honduras y Uruguay: comicios contrastados.

Editorial La Jornada

Ayer, en contextos radicalmente diferentes, se llevaron a cabo elecciones presidenciales en Uruguay y en Honduras. En el primer caso, la jornada comicial fue una fiesta cívica ejemplar en la que el candidato progresista postulado por el Frente Amplio (FA), en el gobierno, José Mujica, se impuso en segunda vuelta, sin dudas ni impugnaciones, al ex presidente derechista Luis Alberto Lacalle, del Partido Nacional o "Blanco". En la nación centroamericana, en cambio, tuvo lugar un proceso fársico, privado de credibilidad y de legitimidad, en el que las voluntades determinantes no fueron las de los ciudadanos hondureños, sino la de la reducida oligarquía local y la del gobierno de Estados Unidos.

En el país sudamericano, la elección presidencial de ayer ponía en juego la continuidad o la interrupción del programa social y económico que ha venido aplicando el FA desde 2005, cuando la izquierda estrenó su primer gobierno nacional, encabezado por Tabaré Vázquez, programa que el año pasado logró reducir la pobreza en 5.5 puntos porcentuales (a 20.5 por ciento de la población) y que en 2009 evitó la caída del país oriental en la recesión y se tradujo incluso en un moderado crecimiento –en medio de la crisis económica mundial– de 1.2 por ciento.

En cambio, los comicios en Honduras, efectuados por un poder golpista y usurpador, respaldados en solitario por Washington y desdeñados por la mayor parte de la ciudadanía, pueden verse como un empeño del poder oligárquico por legitimar su toma por asalto de las instituciones, a fines de junio pasado; la expulsión ilegal del país del presidente constitucional, Manuel Zelaya, y la posterior conformación de una presidencia usurpada, represiva y antipopular, que recayó en Roberto Micheletti. En tales circunstancias, la victoria del candidato Porfirio Lobo (Partido Nacional) sobre Elvin Santos (Partido Liberal) carece de relevancia. De hecho, la principal inquietud internacional no era la consecuencia formal del comicio, sino la materialización del peligro de confrontaciones masivas entre el difuso pero perseverante movimiento de resistencia contra el golpe de Estado de junio, y las fuerzas policiales y militares.

Así como cabe felicitarse por el desarrollo y los resultados de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales celebradas ayer en Uruguay, resulta inevitable dudar de la perspectiva de que la mascarada efectuada en Honduras conduzca a una normalización democrática y constituya una salida a la crisis política que persiste en ese país, como han esbozado los golpistas hondureños y la presidencia de Barack Obama.

En contraste con Washington y con el presidente costarricense, Oscar Arias, cuya obsecuencia para con el gorilato hondureño ha llegado a grados deplorables, la mayor parte de los gobiernos latinoamericanos, encabezados por el de Brasil, han anunciado su determinación, correcta y ética, de no reconocer como autoridad legítima de Honduras a quien fuera declarado ganador de la farsa efectuada ayer. Es demandable que el Ejecutivo federal de nuestro país se sume sin reservas a esa postura continental mayoritaria y se abstenga de conceder el menor gesto de reconocimiento diplomático a quien, en Tegucigalpa, quede a cargo de dar continuidad y consumación al golpismo. Para finalizar, los sectores más lúcidos y conscientes de la sociedad hondureña tienen ante sí la perspectiva amarga de una lucha prolongada para restituir el orden constitucional vulnerado por el cuartelazo de junio. Menos ardua y dolorosa será esa tarea cuanto menor sea el margen de maniobra internacional que se otorgue al gobernante que remplace en el cargo a Micheletti.

Los Zetas y la limpieza social. Carlos Fazio

Los Zetas y la limpieza social
Carlos Fazio

Desde su llegada a Los Pinos, gracias a un megafraude de Estado continuado, que abarcó desde los videoescándalos (2004) hasta la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que concluyó que la elección presidencial no fue limpia, pero valía (2006), Felipe Calderón dejó clara su voluntad de gobernar bajo un estado de guerra. Sacó al Ejército a las calles y alentó el paramilitarismo. Desde entonces, México se convirtió en una gran carnicería.

Pero, más allá de su afán de legitimarse con el apoyo de los militares, las razones de Calderón para sumergir al país en un baño de sangre responden a la propia lógica del actual sistema económico de dominación. Hay una interconexión dinámica entre neoliberalismo, corrupción-violencia, privatización de la (in)seguridad, economía "regular", economía informal, sector criminal. En ese contexto, la "guerra" de Calderón contra los malos es típica de estados en descomposición, donde cohabitan tres esferas antagónicas, pero a la vez simbióticas o interdependientes: la economía normal y legalmente operante; la economía informal o de sobrevivencia, que mantiene en un estado de inseguridad a las mayorías empobrecidas, y una economía abiertamente criminal, parasitaria y desterritorializada, sustentada en sistemas trasnacionales de redes (tráfico de drogas, armas y personas), que facilitan una amplia gama de transacciones desreguladas. En las dos últimas esferas, la violencia opera como mecanismo de regulación social y económica, y es ejercida por formaciones extralegales y agrupaciones criminales de tipo mafioso (sicariato, escuadrones de la muerte, paramilitarismo, grupos de tarea), en el contexto de una acelerada privatización de la seguridad estatal.

Calderón asumió la jefatura de un Estado de tipo delincuencial y mafioso, producto histórico de un capitalismo familiarista, amoral y colusivo, con eje en la dupla corrupción/impunidad y una violencia reguladora que es aplicada por los cárteles de la economía criminal en defensa de sus intereses, diluidos bajo la pantalla de empresas ilegales y legales, megaproyectos, bancos, casas de bolsa, paraísos fiscales, sociedades y emprendimientos de todo tipo que cuentan con protección y garantías en los distintos niveles del aparato institucional, federal, estatal y municipal.

La refeudalización política del Estado y la actual fase de violencia en México tienen que ver con un fenómeno de regulación económica muy complejo y entrelazado, que incluye la competencia por los mercados y las rutas de la ilegalidad, vertebrado por el blanqueo o lavado en la economía regular de los beneficios generados por todos los rubros de la economía criminal –drogas, tráfico de indocumentados, de mujeres, niños y de órganos, armas, petróleo, precursores de fármacos sintéticos, contrabando, industria de la (in)seguridad–, lo que supone una maquinaria integral o una vasta red que, para ejemplificarlo en el caso del tráfico de drogas, va desde el campesino y el narcomenudista en las calles hasta grandes empresarios e instituciones financieras.

Lo nuevo, ahora, es la mayor visibilidad mediática de las acciones de limpieza social ejecutadas por tropas estatales y paramilitares, como los "comandos rudos", promovidos por el alcalde Mauricio Fernández en San Pedro Garza García, el municipio más rico del país. Pero el paramilitarismo no es nuevo en México. Surgió en los años 60 del siglo pasado de la mano del PRI, con Alfonso Corona del Rosal y Alfonso Martínez Domínguez, apoyados por militares del Estado Mayor Presidencial, y se incrementó durante la guerra sucia de la década de los 70 contra residuos de la guerrilla. A su vez, según confirmó un reporte de inteligencia del Pentágono (fechado en 1999 y desclasificado este año), el Ejército entrenó y dio protección a "grupos de autodefensa" civiles en Chiapas, como parte del Plan de Campaña 94 de la Secretaría de la Defensa Nacional contra el EZLN.

Por lo general, la irrupción de grupos que practican la justicia privada, a la manera de los escuadrones de la muerte que proliferaron en Guatemala, Uruguay, Argentina y Brasil en los años 60 con apoyo oficial, se da en momentos de crisis profundas, en países en descomposición, sumidos en el caos y la desestabilización, bajo presidencias débiles que generan vacíos de poder, y en el contexto de una violenta lucha de clases impuesta por los que mandan. Colombia es el ejemplo más acabado: Álvaro Uribe es el primer presidente del narcoparamilitarismo. Y según el investigador Eduardo Correa, la réplica mexicana de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), que lograron penetrar al Estado y los partidos políticos colombianos, son Los Zetas.

Un informe desclasificado de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos indica que durante el gobierno de Vicente Fox, el brazo armado del cártel del Golfo recibió apoyo del procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha. Según una monografía sobre Los Zetas, elaborada por de la Secretaría de Seguridad Pública, el grupo criminal está conformado en su mayoría por "ex militares". Entre ellos, un grupo con alta capacidad de entrenamiento en operaciones de logística, armamento sofisticado y tecnología, con cursos especializados (despliegue rápido por aire, mar y tierra, francotiradores, rescate de rehenes, etcétera) en Estados Unidos, Israel y Egipto: los Grupos Aeromóviles de Fuerzas Especiales (Gafes), que habrían desertado del Ejército. ¿Son Los Zetas un grupo "fuera del control" estatal que realiza acciones de limpieza social de competidores desechables? ¿A su sombra se camuflan otros? ¿Son la avanzada de un nuevo paramilitarismo como estrategia militar de contención de la protesta social y el levantamiento popular?

domingo, 29 de noviembre de 2009

SME Huevasos a la Policia Federal en el Zocalo 29-11-09

SME protestas en el Zocalo 29-11-09

Federales reprimen a electricistas con gases zocalo 29-11-09.asf

Federales reprimen a electricistas con gases.asf

29-11-09 En las imediaciones del zócalo protestando por el decreto ilegal.

El movimiento cívico y la lucha electoral. Arnaldo Córdova


Arnaldo Córdova / La Jornada

Hay algo característico de los cenáculos de la izquierda que consiste en contraponer por sistema, incluso cuando no viene al caso, la lucha social por las reivindicaciones de las clases populares y su bienestar con la lucha electoral. La expresión "electorero" es, en el pensamiento de quienes practican ese vicio, sencillamente repugnante. Suena a corrupto, a sucio, a transa, a mercadeo, a entreguismo. El principio rector de ese peculiar modo de pensar es siempre la desconfianza en la política y, sobre todo, en los partidos y su "negocio", que son las elecciones.

Eso que Jean-Paul Sartre llamó el imaginario y que no es otra cosa que el horizonte en el cual pensamos y nos proponemos algo, para la izquierda está poblado de fantasmas y de dogmas que le impiden pensar y proponer, sobre todo, esto último. Por lo menos, nunca se dice claramente. Si a alguien se le aclara: "tú lo que propones es la lucha armada", de inmediato hay una negativa llena de azoro y hasta de cierta vergüenza y sólo se responde que lo único que sería deseable es que se actuara con mayor fuerza, con mayor dureza. Qué podrá ser eso es algo que jamás se sabrá.

Cuando pensamos la cuestión en el movimiento lopezobradorista, si se plantea sin enmarcarla en la reflexión, tratando de ver ante todo de qué clase de movimiento se trata, la confusión hace de inmediato su reino y las ideas y los sentimientos se disparan en los sentidos más inimaginables. El movimiento cívico, ¿un movimiento "electorero"? Eso parece oler a cloaca o a algo peor. Pero sucede que este movimiento enseñó su entraña desde el momento mismo en que nació, con el desafuero. Era y siempre ha sido un movimiento político, que nació para contender por el poder. ¿Por qué contender por el poder? Porque es un movimiento que lucha por la nación mexicana y por su pueblo, por sus trabajadores, por un Estado que se apegue a la ley, un auténtico Estado de derecho, por el desarrollo de México como nación libre y soberana.

Ese era el programa que López Obrador como aspirante a la Presidencia de la República presentó ya desde aquellos tiempos a la ciudadanía. A ese movimiento, que involucró a los partidos de izquierda sin excepciones y a una gran parte de la sociedad, le negaron el triunfo en las elecciones de 2006 mediante el fraude y el poder del dinero. Ese movimiento siguió, porque no se resignó a la derrota, y no fue sólo cosa de su líder, sino de todos los millones de sus seguidores. Y ahí ha permanecido, resistiendo todos los embates del poder combinado de la derecha y de los dueños del dinero. Su enseña fue siempre la misma, defender al México del pueblo y luchar porque la ambición de los poderosos no acabara destruyéndolo.

Se hizo patente también que seguía porque se iba a volver a luchar por el poder. ¿Cómo se puede luchar por el poder? Sólo hay unas cuantas vías y yo diría que sólo dos: una, la lucha armada; otra, la vía institucional, vale decir, la lucha electoral. Nadie en el movimiento pensó jamás en la lucha armada, si bien siempre se ha discutido el alcance de las iniciativas pacíficas: pacíficas, ¿hasta dónde? A veces a algunos les parece que ocupar un lugar público e incluso una oficina pública deja de ser pacífico. Eso siempre se puede discutir; pero la lucha pacífica e institucional quiere decir, sin rodeos, que no se usará de la violencia. En eso el movimiento y su líder han sido extremadamente coherentes.

¿De qué serviría un movimiento cívico que no luchara por el poder sino sólo por algunas cuantas demandas que no tuvieran nada que ver con el ejercicio del poder? Yo pienso que ni siquiera sería un movimiento cívico. Un movimiento cívico es un movimiento de ciudadanos, vale decir, de aquellos miembros de la sociedad que están dotados, constitucional y legalmente, del poder de decidir cómo debe ser el Estado, cómo su orden jurídico y, también, de elegir a quienes deben gobernar a la sociedad desde los puesto públicos. Este movimiento cívico quiere gobernar a la sociedad a través del poder del Estado porque encarna los sentimientos de todos aquellos que piensan que el de ahora es un pésimo gobierno.

El pasado sábado 21, Andrés Manuel López Obrador declaró que está listo para ser nuevamente el candidato de este movimiento, pero que ello dependerá de si es el que esté mejor posicionado entre todos los prospectos que puedan aspirar a ello en el mismo movimiento. No es sólo una aspiración suya sino también de una inmensa mayoría de quienes militan en ese movimiento. ¿Movimiento electorero? Para nada. El emblema y nombre del mismo lo indican claramente: no se puede defender la economía popular, el petróleo ni la soberanía nacional fuera del poder. Para eso se necesita el poder. Que los líderes tengan sus ambiciones personales es harto natural. Sólo hay que saber de qué tipo de ambiciones se trata.

Muchos deben pensar que el camino, más bien, debería consistir en ocupar carreteras y oficinas públicas o paralizar ciudades o, también, proclamar huelgas generales que dejen sin movimiento a la economía, sosteniendo al mismo tiempo que luchar en las justas electorales es perder el tiempo porque nunca nos dejarán ganar. Hay un modo de garantizar que nunca nos dejen ganar y es no hacer nada en ese campo y dejar a los adversarios que hagan por su cuenta las elecciones. Los panistas y los priístas estarían felices de ello. Un antiguo adagio reza que las luchas finales, con todo y por todo, son siempre la aspiración de aquellos que están perdidos de antemano y no encuentran otro modo de olvidar que son débiles frente a sus enemigos.

La lucha de este movimiento, siempre se ha aclarado, es una larga marcha en la que hay que armarse de mucha paciencia, de un deseo permanente de luchar y de una gran fe en la victoria. Cuando uno escucha a algunos de sus participantes siente que esos elementos faltan y que el desaliento se apodera de ellos. "Ya estamos hartos de concentraciones que no nos llevan a nada", he escuchado. Pero esas mismas concentraciones tienen algo que se está volviendo un símbolo: siempre llenan el Zócalo y sus calles aledañas y en ellas el entusiasmo del encuentro con los demás se vuelve cada vez más fuerte y, lo más importante, cada vez más consciente. Estamos aprendiendo a luchar pacíficamente y con poder de convicción; estamos aprendiendo a usar la legalidad; el líder recorre el país porque le gusta, por supuesto (y hasta desearía hacerlo a pie), pero también para hacer presente ese movimiento hasta en los lugares más recónditos de nuestra geografía. Sólo falta mantener la confianza en el movimiento mismo y en sus objetivos de lucha.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Samuel Ruiz visita campamento SMEita en huelga de hambre

El obispo Samuel Ruiz acude al inicio de jornada de oración y solidaridad con electricistas
"La huelga de hambre, signo de lucha y dignidad"

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Sábado 28 de noviembre de 2009, p. 5

Con la presencia de Samuel Ruiz, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, se inició anoche una jornada de oración y solidaridad con los electricistas en huelga de hambre contra el cierre unilateral de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

En el plantón ubicado frente a oficinas de la Comisión Federal de Electricidad, en Reforma e Insurgentes, el prelado oró con cada una de las 11 mujeres en ayuno, y les dijo que la huelga de hambre es un signo de lucha y dignidad no sólo para su causa, sino para todos los mexicanos que repudian la decisión gubernamental que dejó sin empleo a 44 mil trabajadores.

Al acto para orar por las huelguistas asistieron también Kin Erno y Susana Juárez, representantes de la Iglesia luterana en México y un enviado de la Iglesia menonita. Además, Jesús Ramos, de la parroquia de San Pedro Mártir; Martín Hernández, diácono de la diócesis de Saltillo que encabeza el obispo Raúl Vera, y Raúl Ramos y Carlos Rodríguez, de Pastoral Laboral Nacional, entre otros.

El obispo bendijo imágenes y agua y, de acuerdo con el relato de Martín Hernández, las trabajadoras de LFC en huelga dijeron a Samuel Ruiz que tienen "gran hambre, pero no de migajas de justicia, sino hambre de dignidad y verdad".

Para este sábado por la tarde está programada una peregrinación de electricistas a la Basílica de Guadalupe.
http://www.jornada.unam.mx/2009/11/28/index.php?section=politica&article=005n2pol




http://www.youtube.com/view_play_list?p=7EA2025F0D46B2FF

" La huelga de hambre, signo de lucha y dignidad"


El obispo Samuel Ruiz acude al inicio de jornada de oración y solidaridad con electricistas
"La huelga de hambre, signo de lucha y dignidad"

El obispo emérito Samuel Ruiz visitó a las mujeres del SME que realizan una huelga de hambre contra la extinción de Luz y Fuerza Foto Víctor Camacho

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada
Sábado 28 de noviembre de 2009, p. 5

Con la presencia de Samuel Ruiz, obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, se inició anoche una jornada de oración y solidaridad con los electricistas en huelga de hambre contra el cierre unilateral de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

En el plantón ubicado frente a oficinas de la Comisión Federal de Electricidad, en Reforma e Insurgentes, el prelado oró con cada una de las 11 mujeres en ayuno, y les dijo que la huelga de hambre es un signo de lucha y dignidad no sólo para su causa, sino para todos los mexicanos que repudian la decisión gubernamental que dejó sin empleo a 44 mil trabajadores.

Al acto para orar por las huelguistas asistieron también Kin Erno y Susana Juárez, representantes de la Iglesia luterana en México y un enviado de la Iglesia menonita. Además, Jesús Ramos, de la parroquia de San Pedro Mártir; Martín Hernández, diácono de la diócesis de Saltillo –que encabeza el obispo Raúl Vera–, y Raúl Ramos y Carlos Rodríguez, de Pastoral Laboral Nacional, entre otros.

El obispo bendijo imágenes y agua y, de acuerdo con el relato de Martín Hernández, las trabajadoras de LFC en huelga dijeron a Samuel Ruiz que tienen "gran hambre, pero no de migajas de justicia, sino hambre de dignidad y verdad".

Para este sábado por la tarde está programada una peregrinación de electricistas a la Basílica de Guadalupe.

viernes, 27 de noviembre de 2009

SME usuario de LYFC denuncia altos costos en nuevo recibo de CFE.wmv

SME UNAM UACM "Por la luz con la fuerza en CU" video del bailongo.flv

Fuente: http://www.misteriospublicos.blogspot...

Apela el líder del SME a la solidaridad estudiantil para "detener una infamia"

http://www.jornada.unam.mx/2009/11/27...


Laura Poy Solano

Periódico La Jornada
Viernes 27 de noviembre de 2009, p. 10

Con un llamado a mantener la unidad y la movilización de los universitarios en defensa del sector eléctrico en todo el país, Martín Esparza, secretario general del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), afirmó que hay una "alianza histórica" entre los movimientos estudiantiles y los electricistas por la defensa de la universidad pública, y enfatizó: "hoy pedimos su solidaridad para detener una infamia y la aplicación de un decreto inconstitucional que obedece a los intereses de unos cuantos".

Esparza habló ante unos 6 mil jóvenes reunidos en el concierto Por la luz y con la fuerza, realizado en el estadio de prácticas de Ciudad Universitaria, adonde acudieron alumnos de licenciatura y bachillerato de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y de otras casas de estudio.

Afirmó que el apoyo es "importantísimo, pues somos un gremio que está a punto de cumplir 95 años de existencia, y siempre hemos estado en las grandes causas universitarias, como el movimiento de 1968 y en la huelga de 1999". Anunció que continuarán las movilizaciones en la capital a partir del 4 de diciembre.

El dirigente sindical aseguró: "estamos hasta la madre de este gobierno neoliberal", y advirtió que el embate gubernamental contra los electricistas no detendrá la movilización y la campaña de denuncia en todo el país.

Instó a los estudiantes a sumarse a estas acciones y "romper el cerco informativo en facultades y escuelas, a fin de que se conozca la verdad y nos permita frenar una grave ilegalidad".

Convocado por colectivos estudiantiles y organizado con el apoyo del Sindicato de Trabajadores de la UNAM, el concierto contó con la presencia de 13 grupos de rock, como Panteón Rococó, El Gran Silencio, Barricada Sur, Los Estrambóticos y Los de Abajo, quienes tocaron durante más de nueve horas y se pronunciaron contra el decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Los estudiantes formaron largas filas para entregar alimentos en apoyo al gremio electricista y una cuota de 60 pesos para entrar en el estadio. La recaudación se donará en su totalidad a los trabajadores electricistas.

Ante la multitud, Esparza aseguró: "vamos a abrir esta casa de estudios, que es democrática, para hacer muchos eventos, nacionales e internacionales, así como congresos, pues los jóvenes pueden ayudar mucho en la movilización y en utilizar su imaginación para romper el cerco informativo y la campaña criminal contra los trabajadores".

Anunció que el 4 de diciembre se realizará en la capital una nueva marcha, en la que participarán caravanas que llegarán desde distintos puntos del país, mientras se organiza otra manifestación de protesta masiva para el 14 de diciembre.

Agregó que habrá "vigilancia permanente" al campamento de mujeres en huelga de hambre en apoyo al SME, al destacar que la presencia de policías federales es un acto de agresión de un "gobierno fascista".

Intento de robo

Cerca de las 22 horas, tras concluir el concierto, integrantes del comité organizador denunciaron un intento de robo, ya que un sujeto armado trató de subir al autobús donde se resguardaban los fondos recaudados. La intervención del chofer impidió el hurto, aunque éste resultó con una lesión leve por un disparo del asaltante.

Según versiones de testigos, fueron tres sujetos los que intentaron perpetrar el robo. Los organizadores afirmaron que 14 mil personas pagaron boleto de entrada.

De acuerdo con las versiones, los presuntos delincuentes se dieron a la fuga al ser descubiertos, mientras el autobús con los fondos recaudados se dirigió a avenida Insurgentes y Periférico.

El vehículo fue detenido por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal, quienes fueron alertados por estudiantes que temían que el automotor fuera controlado por los ladrones frustrados. Hasta el cierre de esta edición no se había presentado denuncia formal por los hechos.

La definición. Luis Javier Garrido.

La definición
Luis Javier Garrido / La Jornada

El momento que vive el país en vísperas de cumplirse 100 años del inicio de la Revolución Mexicana es de una enorme gravedad, pues lo que está en disputa en estos meses y se definirá en 2012 es el proyecto de nación que habrá de ser México en el futuro, y muy difícilmente en el camino que se adopte podrá darse marcha atrás.

1. La división existente en México es ya muy honda a mitad del segundo sexenio panista, y precisamente por el desastre que han sido los dos gobiernos surgido del PAN, el discurso de la ultraderecha mexicana se ha desbocado asumiendo que al haber fracasado la reconversión gradual del Estado mexicano llevada a cabo en los últimos 25 años por la alianza PRI-PAN, es menester forzar los cambios que llevarían a que el país dejase de ser soberano y pudiese uncirse por completo al proyecto trasnacional.

2. Estas mafias se presentan todos los días como decididas a no dejar el poder y a exigir que desde ahora se acelere el proceso de desmantelamiento de la nación y se adopte plenamente el modelo neoliberal, lo que está generando nuevas tensiones.

3. La ofensiva de la extrema derecha mexicana contra las instituciones sociales, económicas y aun políticas del país es desaforada, pero sus ataques no están recibiendo, sin embargo, una respuesta suficientemente vigorosa de las organizaciones democráticas y de izquierda y ello va a ser clave de lo que va a acontecer en los meses por venir.

4. La legitimidad de esta exacerbada campaña para que el gobierno pueda culminar el proyecto de privatización de la nación es inexistente, pues Felipe Calderón no ganó la elección de 2006 y, en consecuencia, no tiene mandato para nada (a no ser de parte de los grupos mafiosos que lo impusieron y manejan) y sabe bien además que Acción Nacional sufrió una contundente derrota en las legislativas de este año, lo que confirma el repudio popular a sus políticas. Y esto se agrava porque del lado del Revolucionario Institucional, por una parte sus documentos básicos se oponen al proyecto entreguista que Salinas impulsa tras bambalinas, y por la otra en la campaña electoral de 2009 los priístas pidieron el respaldo popular precisamente para actuar en contra del proyecto neoliberal de Calderón y no para apoyarlo.

5. La tentativa del gobierno espurio de privatizar Luz y Fuerza del Centro y destruir al Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) tras el asalto a las instalaciones de la compañía el 10 de octubre, y de decretar al día siguiente su desaparición, no sólo fue un acto ilegal, sino también ilegítimo. La complicidad de Beatriz Paredes (presidenta del PRI) y de Francisco Rojas (pastor de los diputados priístas) con Calderón, para evitar que la Cámara presentase una controversia constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que confirmaron el martes 24, no es sino un peldaño más en el camino del priísmo hacia su despeñadero en 2012, pues una vez más se confirma que en su mayoría no son desde hace décadas nacionalistas, sino neoliberales y entreguistas, como los panistas.

6. La extrema derecha, sin tener legitimidad alguna para ello, concibió el golpe ilegal contra Luz y Fuerza del Centro como un paso fundamental para poder imponer por completo el modelo neoliberal en México, pues hace realidad varios de sus postulados: a) constituyó la manera más expedita para entregar otra parte del sector eléctrico a las trasnacionales como vía para propiciar el control total de Washington, sobre todo el estratégico sector energético, b) le permitió desbrozar el camino para destruir el sindicato obrero más combativo del país y con ello hacer ver a los sindicatos que aún se pretendan independientes que no tienen cabida en el neoliberalismo, opuesto a ellas, y que sus días están contados, c) hizo posible el envío a los mexicanos del mensaje de que la Constitución de 1917, aparentemente en vigor, no tiene vigencia en el país y que lo que vale son los programas neoliberales de los organismos financieros internacionales, d) les va a permitir tanto a panistas como a priístas, junto con las corporaciones extranjeras asociadas a ellos, hacer enormes negocios poniendo en práctica el principio neoliberal de "la sinergia", y por último, e) les da pie para insistir en que el desmantelamiento total de la nación, tal como se concibió ésta tras la Revolución Mexicana, es su objetivo, como ahora lo hacen sus corifeos, f) por lo que, según insisten, el proceso de privatizaciones debe proseguir tras el que creen es un impulso recibido durante el conflicto con el SME.

7. El festejo oficial del 99 aniversario del inicio de la Revolución de 1910, presidido por Calderón, fue, como era de suponerse, la ocasión para festejar sin pudor alguno su muerte y el desmantelamiento de la nación al seguirse entregando riquezas estratégicas de los mexicanos a las trasnacionales y el control de las áreas estratégicas del Estado a Washington, como están festejando los académicos asociados al modelo neoliberal.

8. La andanada que se está dando al concluir 2009 no es nada más, por lo mismo, contra "la Revolución Mexicana", sino también contra la Constitución de 1917 y las instituciones surgidas de ella, por lo que estos grupos minoritarios lo que celebran es desde el fin de México como un país soberano hasta la cancelación de los derechos sociales a la tierra, al trabajo, a la educación laica y gratuita, a la salud, a la seguridad social, y la desaparición de los organismos destinados a procurar su satisfacción.

9. La ultraderecha mexicana ha perdido ya toda vergüenza y exige, a contracorriente de lo que acontece en la mayor parte de los países de América Latina, que México se vaya de bruces a los brazos del neoliberalismo (aunque éste haya fracasado), y lo mismo en la explanada de Los Pinos el sociólogo Roger Bartra preconizó el día 20, ante los aplausos de Felipe y de sus amigos, que hay que destruir por completo el legado de la Revolución, que Jorge G. Castañeda y Héctor Aguilar Camín sostienen, en el número más reciente de Nexos (noviembre), que mirar al futuro es abrazar con fuerza el ya viejo y fracasado modelo neoliberal, por lo que hay que arrojar al cesto de la basura a la soberanía, al nacionalismo, al sindicalismo y a las instituciones sociales: lo mismo que llevan años diciendo los locutores de Tv Azteca y Televisa.

10. El debate sobre el futuro del país está abierto y debe darse, por consiguiente, desde los sectores populares con argumentos, pero también con acciones, pasando de una actitud defensiva hacia una postura congruente con las luchas históricas del pasado.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Se Niega PRI y PAN A Firmar Controversia Sobre LyFC Y Salen Del Pleno Sin Dar Debate o Razones 01



http://www.jornada.unam.mx/ultimas/20...

Excluyen PRI y PAN en San Lázaro controversia de LFC

Las bancadas tricolor y blanquiazul se negaron a incluir en el orden del día el debate sobre la validez constitucional del decreto presidencial, pese a reclamos de PRD, Convergencia y PT. Hoy vence el plazo para presentarla ante la SCJN.

Roberto Garduño y Enrique Méndez
Publicado: 24/11/2009 14:05
México, DF. Las bancadas del PAN y del PRI en San Lázaro se negaron a incluir el tema de la controversia constitucional contra el decreto de extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro en el orden del día e hicieron caso omiso a los exhortos y reclamos del PRD, PT y Convergencia.

La postura en contra recibió 298 votos, sólo 84 a favor y cinco abstenciones, por lo que el documento fue turnado a la Junta de Coordinación Política.

Originalmente el plazo para presentar el recurso constitucional ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación terminaba a las 17 horas de este martes.

En tanto, este mismo día una jueza federal pospuso para el próximo 10 de diciembre la audiencia constitucional a partir de la cual determinará si fue legal el decreto que extinguió a la paraestatal.

En lo que respecta a la postura de los legisladores del PRI, Víctor Flores, líder ferrocarrilero, distribuyó entre los diputados de todos los partidos un documento donde se advierte que la controversia es improcedente porque el tema no es laboral sino político.

Con anterioridad trascendió que el tricolor negoció votar en contra a cambio de que avanzara su propuesta en materia presupuestal para 2010 relativa al aumento de la inversión en infraestructura de los estados.

Asimismo, el senador Francisco Labastida reconoció que la mayoría de los integrantes de la Cámara alta descartaron la posibilidad de presentarla porque consideran que es una discusión jurídica que le corresponde al Poder Judicial dirimirlo y no al Legislativo.

En medio del impasse en torno al procedimiento legal, las autoridades de la Cámara de Diputados ordenaron que cualquier persona que ingresara al Palacio Legislativo entregara la propaganda que habían repartido los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas, y también clausuraron todos los accesos al salón de plenos y a los edificios del complejo legislativo.

SME PFP intimida a las mujeres en Huelga de Hambre en CFE.wmv

SME mujeres en huelga de hambre 3ra noche.flv

miércoles, 25 de noviembre de 2009

SME Mujeres en huelga de hambre en CFE Tercer día

Tercer día de la huelga, la visita de varios ciudadanos se hace presente, además de que en esta serie de videos el Secretario General del SME Martín Esparza Flores les da una visita y habla ante los medios.





http://www.youtube.com/view_play_list?p=CD93EFAF959B7B18

martes, 24 de noviembre de 2009

CFE no puede ya más de un mes en loteria.flv

Video orignal del 21 de octubre de 2001

http://www.youtube.com/watch?v=RrAbQl4OXx8

Más información en http://www.youdruida.com.mx

La corrupción en CFE.

La corrupción en CFE

No cuajó la creación del zar de la radio

Meses sin intereses

Enrique Galván Ochoa / Columna DINERO / La Jornada

El presidente Calderón entregó el miércoles 11 de este mes el Premio Nacional de Ingeniería Civil 2009 al director de la Comisión Federal de Electricidad, Alfredo Elías Ayub. Lo puso como ejemplo de probidad: no ha hecho fortunas en el servicio público, dijo. Elías Ayub ha permanecido en ese cargo bajo las presidencias de Zedillo, Fox y ahora Calderón. Buscando agujeros en la ley ha logrado algo que transgrede el espíritu de la Constitución: trasladar al sector privado 50 por ciento de la producción de electricidad. En Estados Unidos no comparten la opinión de Calderón sobre la probidad con que maneja la empresa. El Departamento de Justicia dio a conocer ayer que el ex gerente de una empresa con sede en Texas, John Joseph O’Shea, fue arrestado presuntamente por sobornar a funcionarios de la CFE para conseguir contratos. Hasta el momento se han identificado dos por valor de 81 millones de dólares. Según las autoridades estadunidenses, las transacciones ilegales eran coordinadas con el empresario mexicano Fernando Maya Basurto, quien dirigía una empresa intermediaria entre la firma de Texas y la CFE. Basurto fue arrestado en abril en Dallas y se declaró culpable la semana pasada. ¿Entre los funcionarios de CFE que recibieron los sobornos se encuentra Elías Ayub? ¿Se enteró, pero no hizo nada? ¿Hizo algo, pero no lo dio a conocer a la opinión pública? ¿Pedirá información el nuevo procurador general de la República al Departamento de Estado para abrir una investigación? ¿Llamará a declarar al supuesto ejemplo de honradez que dirige la CFE? ¿Cómo andan las transas con las empresas españolas, tan favorecidas por Elías Ayub? Por lo pronto, la afirmación presidencial relativa a su probidad quedó en entredicho. (¿No que los corruptos son los sindicalizados de Luz y Fuerza del Centro?)

El zar de la radio

La Suprema Corte puso un alto al choque entre Cofetel y la Secretaría de Comunicaciones en materia de concesiones de radio. Desde Los Pinos se emitió un decreto que daba facultades a Molinar Horcasitas para otorgar franquicias, o refrendarlas o modificarlas, lo que en el terreno de los hechos lo convertía en el zar de la radiodifusión. Sólo que la Cámara de Diputados se opuso, recurrió a la Corte, y ésta determinó que tales funciones le corresponden a la Cofetel. Tampoco son las mejores manos, ya sabemos cómo se las gasta su presidente, Héctor Osuna. No hay ni para dónde hacerse.

@Vox Populi

Asunto: jineteando los sueldos

En el estado de México se realizó el concurso para cubrir una plaza de profesor de acuerdo con la convocatoria emitida por la SEP. Se otorgan con efectos a partir del primero de septiembre. Hasta ahí todo parece estar bien. El problema radica en que hasta la fecha no se les ha cubierto su salario. Mi pregunta: ¿se estará jineteando el dinero para utilizarlo en las campañas por venir?

Prof. Antonio Salgado Adame/Toluca

R: ¿Y si hacen un diplomado en fakirismo mientras cobran? En los terrenos de la Miss Elba Esther el dinero se maneja con criterios raros.

Asunto: la plaga de gruyeros

Un lector comenta sobre el abuso que cometieron los gruyeros al llevarse su auto de una calle que no tiene disco a la vista. La verdad es que los gruyeros son una plaga, son depredadores y perseguidores de los ciudadanos, no son servidores públicos. Con decirte que ya preocupan más que los ladrones de autos; estos últimos por lo menos arriesgan algo. Al señor Ebrard no sólo no le interesa terminar con esos abusos, sino que ni siquiera le interesa investigarlos ni contestar las quejas. ¿Tiene probabilidades de prosperar en la Fiscalía de Servidores Públicos de la PGJDF una denuncia por este tipo de abusos por ejercicio indebido de la función pública?

Álvaro Carlos Aldama y Luebbert/Distrito Federal

R: El gruyero business es uno de los más productivos de la capital del país. Ni te molestes en denunciarlo, está muy bien protegido.

Asunto: meses sin intereses

¿Me puedes ayudar a aclarar dónde está el gato encerrado en las promociones que encontramos en los grandes almacenes y diversos negocios donde te ofrecen mercancías con pagos mensuales que van de seis a 24 meses y "sin intereses"? He comprobado que los precios son distintos si compras de contado o a plazos, pero al decir "sin intereses", ¿es real o hay letra pequeña en la operación ofrecida?

Dr. Leonardo Moctezuma/Cocoyoc

R: En Francia no hay tarjetas de crédito, mi estimado doctor. Sólo de débito, o las de crédito que llevan los extranjeros. Es una medida para proteger a los consumidores de todo tipo de atracos. Lo que huele muy mal es que en el súper te ofrezcan meses sin intereses hasta en la compra de 150 pesos. Algo traen entre manos.

Asunto: no está de acuerdo con Bartra

Aparecieron el día 21 del mes en curso en La Jornada, por supuesto, unas declaraciones del maestro Roger Bartra, las que me causaron extrañeza. Dijo, lo cito de memoria: yo creo que para mucha gente la Revolución Mexicana hay que enterrarla, ya pasó, dar vuelta a la página e iniciar un desarrollo nuevo, basado "en la actual situación democrática" (sic), en las instituciones (¿Cuáles? ¿Habrá alguna seria, responsable, honesta, digna?). Agregó que debemos apoyarnos en la "clase política", porque sus integrantes son los únicos que pueden hacer el cambio. Así lo dijo, el otras veces analista crítico. Dio lástima la adulación gobiernista .Tal parece que busca una pensión al estilo SCJN o conacultista... afortunadamente no todos los viejos somos así.

Óscar Javier Millán/Distrito Federal

El texto íntegro de los mensajes puede leerse en internet: www.elforomexico.com/viewforum.php?f=35

galvanochoa@yahoo.com • Foro: http://elforomexico.com/

lunes, 23 de noviembre de 2009

SME Martin Esparza con las Mujeres en huelga de hambre en CFE 3.flv

SME Mujeres en huelga de hambre en CFE 2.flv

SME Mujeres en huelga de hambre en CFE.flv

AMLO sobre los medios

Editorial de La Jornada.
AMLO sobre los medios /

Ayer, en la concentración en la que se conmemoró el tercer aniversario del movimiento de resistencia civil pacífica que encabeza, Andrés Manuel López Obrador enunció los diez puntos de un proyecto político "pensando en la transformación del país y con miras al 2012". Se trata de un documento que merece la atención de la opinión pública, por cuanto representa la postura de un sector que agrupa a una porción significativa de la ciudadanía y sin el cual no puede entenderse la vida política del país.

Pese a los empeños sistemáticos del México formal –las instituciones y la mayor parte de los medios– por silenciar, desaparecer, minimizar y ridiculizar a ese movimiento, el hecho es que ha logrado persistir, ha avanzado en organización y ha ganado pulsos fundamentales, como el que tuvo lugar el año pasado en torno al intento gubernamental de privatizar segmentos esenciales de la industria petrolera. Por añadidura, e independientemente de la simpatía o la aversión que pueda generar el lopezobradorismo, no se puede desconocer que desde sus filas han surgido advertencias atinadas y propuestas que, si hubieran sido atendidas, habrían evitado problemas mayúsculos al país. Ejemplo de ello fueron los tempranos señalamientos del "gobierno legítimo" acerca de la gravedad y profundidad de la crisis económica mundial que se acercaba, en momentos en que la administración calderonista se empeñaba en desconocer los riesgos que han devenido catástrofe para la situación material de millones de personas.

Desde que el gobierno foxista trató de destruir la candidatura presidencial de López Obrador, cuando éste se desempeñaba como jefe del gobierno capitalino, la masa mediática adoptó una actitud beligerante contra el político tabasqueño. Esa actitud se articuló posteriormente con la campaña de abierto linchamiento mediático en los meses previos a las impugnadas elecciones de julio de 2006; salvo excepciones, los medios electrónicos e impresos se desempeñaron como órganos de propaganda del oficialismo panista y contribuyeron, de esa forma, a deslegitimar los comicios e aquel año, los cuales quedaron irremediablemente manchados, además, por la injerencia presidencial en el proceso, por el desaseo con que se condujo el Instituto Federal Electoral (IFE) y por la insostenible resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), en la que se rechazó la evidente necesidad de verificar resultados inciertos mediante un nuevo recuento de la totalidad de los votos y se dio por buena una elección presidencial afectada, según reconoció ese mismo órgano judicial, por irregularidades graves.

A tres años de aquellos sucesos, el poder de los medios no ha dejado de ensancharse en formas que contravienen el orden constitucional. Un caso específico son los poderes legislativos de facto que ha conseguido el pulpo de concesionarios de medios electrónicos para impedir cualquier apertura en ese ámbito y para asegurar condiciones de operación lesivas para la soberanía nacional y para el interés público.

Es relevante y atendible, por estas razones, el señalamiento formulado ayer en el Zócalo capitalino por López Obrador sobre la necesidad de democratizar los medios informativos mediante el otorgamiento de nuevas concesiones: "que haya todos los canales de televisión o estaciones de radio que sean técnicamente posibles, con absoluta libertad, sólo impidiendo que se concentren en unas cuantas manos, como sucede actualmente".

Debe agregarse que la democratización de los medios pasa necesariamente por el establecimiento de una reglamentación democrática, plural y transparente de la publicidad oficial, pagada con recursos que pertenecen a la sociedad y que se maneja, sin embargo, con tales discrecionalidad y arbitrariedad que parecería que se trata de dineros privados de los funcionarios públicos.

Ciertamente, entre las enormes asignaturas pendientes del país en materia de democracia, una de las principales es la existencia de una masa mediática que, sin serlo, se comporta como monopolio, y recibe tratamiento de tal; que tiende a uniformar la información para consagrar el discurso oficial como pensamiento único, y que en esas condiciones antidemocráticas ha concentrado un músculo financiero, mediático y político que distorsiona y pervierte el quehacer republicano.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Discurso de AMLO en la plancha del Zócalo de la ciudad de México


Discurso de AMLO en la plancha del Zócalo de la ciudad de México

La Jornada en línea
Publicado: 22/11/2009 16:20


Amigas y amigos:

Hoy nos congregamos dirigentes, representantes y simpatizantes del Gobierno Legítimo de toda la República, con el propósito de conmemorar tres años de resistencia y trabajo para salvar a México.

Durante este tiempo, juntos, en un ejercicio permanente de diálogo circular, hemos venido conociendo mejor la realidad del país; sabemos que desde el gobierno de Salinas, al amparo del poder público, se empezó a conformar la actual oligarquía, integrada por traficantes de influencias y políticos corruptos que, no sólo se han hecho inmensamente ricos sino que mantienen secuestradas a las instituciones constitucionales.

Ahora tenemos la certeza de que la transición democrática pregonada por la derecha en el 2000 sólo fue una mascarada. Una simple operación de recambio entre los dos partidos de la oligarquía para mantener la misma política de pillaje y continuar con las llamadas reformas estructurales que en esencia significan, el traslado de bienes del pueblo y de la nación a particulares, nacionales y extranjeros.

También ahora entendemos con mayor claridad que el fraude de 2006 se orquestó para cerrarnos el paso y evitar un verdadero cambio. La mafia del poder se sintió amenazada y no dudó en echar abajo lo poco que se había construido para establecer la democracia en México.

Como es obvio, luego de la imposición continuaron con la misma política de despojo y han precipitado la descomposición social, llevando al país a una de las peores crisis de su historia.

Y, a pesar de todo el daño que han causado, no están dispuestos a modificar en nada sus actitudes. Por el contrario, insisten en mantener su política de saqueo aunque terminen de arruinar al país y de desgraciarnos a todos.

Qué mejor prueba de esta prepotencia que la aprobación de los aumentos de impuestos para repartirse lo obtenido como si fuese un botín. O la decisión de despedir a 44 mil trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas con el propósito de seguir privatizando la industria eléctrica.

En fin, hemos llegado a la conclusión de que hay una mafia en el poder, insaciable, enferma de codicia, dispuesta a imponerse a costa del sufrimiento del pueblo y a conspirar contra la paz pública y la estabilidad social. Y muchos coincidimos que éste es el principal problema de México.

Se trata de intereses muy poderosos y no debemos confiarnos. Son siniestros pero no son tontos, tienen estrategias y mantienen a su servicio a una caterva de analistas e intelectuales de derecha.

Por ejemplo, ya decidieron que el PAN no les funciona y lo han dejado de patrocinar. Con la mano en la cintura, han convertido a Calderón de pelele en chivo expiatorio. Ahora toda su apuesta es al PRI y a Peña Nieto, porque suponen que con esta nueva operación de recambio, van a volver a engañar al pueblo para mantener y acrecentar sus privilegios.

Es evidente que Salinas actúa como de jefe de campaña de Peña Nieto y que Televisa lo ha venido proyectando como se introduce al mercado un producto chatarra o como actor de telenovela. Es claro pues que Peña Nieto ya es el candidato de la mafia del poder en México.

Y como ellos mismos saben, es este movimiento lo único que les hace frente y puede detenerlos. A eso se debe que no han parado de atacarnos. No hay un sólo día en que sus voceros en los medios de comunicación no hablen en contra nuestra. No sólo es el bloqueo informativo o que repitan, una y mil veces, que ya no representamos nada. Es la guerra sucia, la calumnia, las campañas de desprestigio, las vulgaridades, o de plano, el decir que estamos locos.

Sin embargo, es un timbre de orgullo que a pesar de que han querido destruirnos, no lo han logrado ni lo lograrán. Y no sólo porque aquí estamos, sino fundamentalmente porque las mujeres y hombres de este movimiento, tenemos un profundo amor por nuestros semejantes y, más allá de alevosías y frente a todo tipo de adversidades, mantenemos la firme convicción de construir una sociedad más justa, más humana y más igualitaria.

Lo que somos y representamos, se ha logrado con autoridad moral, imaginación, firmeza, con acciones de resistencia en defensa del pueblo y de la nación, con el trabajo organizado de muchos hombres y mujeres libres y conscientes.

En estos tres años, nuestro movimiento no ha dejado de luchar a favor de los pobres, de los indígenas, de los campesinos, de los trabajadores, de los ancianos, de los discapacitados, de las madres solteras, de los jóvenes, de los derechos humanos, de la economía popular, de la educación pública, de los recursos naturales, del petróleo y de la industria eléctrica nacional. Y siempre, de manera abierta y en forma sincera, nos hemos definido contra las injusticias, la corrupción, los privilegios, los fraudes electorales y otras infamias.

Para mantener encendida la llama de la esperanza y recoger los sentimientos de la gente, en enero de 2007 inicié una gira por todos los municipios del país. En marzo de este año concluí el recorrido por los 2,038 municipios de régimen de partido. Y apenas antier terminé de visitar los 418 municipios indígenas, de usos y costumbres, del estado de Oaxaca. Hemos cumplido el compromiso de celebrar asambleas informativas en los 2,456 municipios de México.

También como resultado de este peregrinar y del trabajo de ustedes y de otros integrantes de nuestro movimiento, ya contamos con 2 millones 300 mil representantes del gobierno legítimo y tenemos comités municipales en todas las regiones del territorio nacional.

Ahora bien, amigas y amigos, seguramente ustedes se preguntarán ¿Qué es lo que sigue? En primer término, considero que debemos mantener invariable nuestro compromiso de defender al pueblo y a la nación.

Es necesario seguir luchando para frenar el deterioro de la economía popular. Sobre todo ahora que, desgraciadamente, se agravará la situación económica y social de millones de mexicanos como resultado de los aumentos de los impuestos, de las gasolinas, el diesel, el gas y la luz, así como por la caída de las remesas que constituyen una importante fuente de ingresos para las familias más pobres del país. En esta labor deben continuar trabajando las casas del movimiento.

Y no debemos dejar solos a los trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas. Su causa es justa y es de todos. Estemos atentos y ayudemos en lo que se requiera: Con nuestra solidaridad política, participando en sus acciones de resistencia civil pacífica y cooperando con víveres y recursos en la medida de nuestras posibilidades.

De la misma manera, tenemos que seguir exigiendo la libertad de los luchadores sociales presos de Atenco, Oaxaca y de todo el país. Continuar brindando nuestro apoyo a la lucha contra la destrucción del Cerro de San Pedro en San Luis Potosí que lleva a cabo la minera canadiense San Xavier con la complicidad de autoridades locales y federales. Aquí aprovecho para denunciar que en varias regiones del país se repite la misma historia, como ocurre en San José del Progreso, Oaxaca. De igual forma, siempre nos manifestaremos en contra del basurero tóxico en Zimapán, Hidalgo y de la construcción de la presa El Zapotillo que inundará a los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmarejo en Jalisco. Además, debemos insistir en que se devuelvan los ahorros de los ex braceros, ancianos de todo el país que han sido tratados sin piedad.

Amigas y amigos:

Pensando en la transformación del país y con miras al 2012, debemos elaborar a la luz de los recientes acontecimientos nacionales e internacionales, el nuevo Proyecto Alternativo de Nación. Esta tarea será coordinada por la Comisión que se creó con ese propósito, integrada por Ignacio Marván, Luciano Concheiro, Rogelio Ramírez de la O, Héctor Díaz Polanco, José María Pérez Gay, Víctor Manuel Toledo y Bolívar Echeverría. La idea es que después de una amplia consulta de análisis y reflexión, se tenga un documento definitivo a más tardar en junio del 2010.

Aunque estoy consciente de que son muchos los temas que se tendrán que abordar, considero que hay diez postulados básicos:


1. Rescatar al Estado y ponerlo al servicio del pueblo y de la nación. Reitero mi convicción esencial: El Estado se encuentra secuestrado por una minoría y ésta es la causa principal del desastre nacional. En nuestro país existe una República aparente, simulada, falsa. Hay poderes constitucionales pero, en los hechos, un grupo ha confiscado todos los poderes. Por eso, lo primero debe ser recuperar democráticamente al Estado y una vez logrado este propósito, reintegrar las riquezas y los bienes públicos que han sido entregados o concesionados ilegalmente, a través de reglamentos o leyes secundarias que en ningún caso pueden estar por encima del principio constitucional que señala el dominio directo de la nación sobre los recursos naturales del país. Este procedimiento debe aplicarse fundamentalmente en los casos de la minería, la industria eléctrica y el petróleo.


2. Democratizar los medios masivos de comunicación. Es inaceptable que un pequeño grupo posea el control de la televisión y de la radio, y administren la ignorancia en el país en función de sus intereses. Que quede claro: no hablamos de expropiación, sino de que el Estado cumpla el mandato constitucional de garantizar el derecho a la información. Para ello no hace falta eliminar el régimen de concesiones, ni crear una excesiva reglamentación y muchos menos optar por la censura, lo más eficaz es lograr la democratización de los medios, evitando el monopolio y auspiciando la libre competencia. Para ser más claros: Que hayan todos los canales de televisión o estaciones de radio que sean técnicamente posibles, con absoluta libertad, sólo impidiendo que se concentren en unas cuantas manos como sucede actualmente.

3. Crear una nueva economía.
Hay que cambiar la actual política económica que ni en términos cuantitativos ha dado resultados. México es uno de los países del mundo con menos crecimiento en los últimos años. La nueva política económica debe ser conducida por el Estado. Debe impedirse la injerencia de gobiernos extranjeros y de organismos financieros internacionales. El Estado debe recuperar su facultad para planear el desarrollo de acuerdo con el interés nacional. Hay que hacer a un lado la especulación financiera y enfocar todos nuestros esfuerzos a la economía real, a trabajar y producir los bienes que necesitamos. Sin producción no hay empleos, industrias, consumo, mercado, bienestar colectivo, ni economía poderosa, ni nación soberana.

4. Combatir las prácticas monopólicas.
El artículo 28 de la Constitución prohíbe los monopolios y el Estado debe garantizar que esta norma se cumpla porque hoy es letra muerta. En México hay grandes monopolios vinculados al poder que encarecen bienes y servicios, dañando la economía de sectores populares y de las clases medias, a pequeños y medianos productores, empresarios y comerciantes, que se ven obligados a comprar insumos a precios exagerados.

Es inaceptable, por ejemplo, que los mexicanos paguemos por el cemento gris 146 por ciento más que los estadunidenses; 17 por ciento más por teléfono de línea fija; 240 por ciento más por llamadas de larga distancia nacional; 256 por ciento más por electricidad residencial de alto consumo; 52 por ciento más por electricidad de alta tensión; 185 por ciento más por la tarjeta de crédito; 309 por ciento más por televisión por cable; 145 por ciento más por Internet de banda ancha; 176 por ciento más por crédito a la vivienda. Y todo ello, a pesar de que el salario mínimo en México es nueve veces menor que en estados Unidos.

En este país pobre se paga más que en las naciones ricas y con peores condiciones de servicio. No podemos permitir que esto siga ocurriendo.

Insistimos en que mientras no evitemos los precios exagerados por empresas que operan en nichos protegidos, México no podrá competir con otros países ni habrá nuevos empleos y, a la larga, tampoco habrá oportunidades para las nuevas generaciones.

Aquí recuerdo que en noviembre del año pasado propusimos al Senado la aprobación de una ley de precios competitivos con la cuál los consumidores lograrían ahorros entre el 10 y el 18 por ciento de sus ingresos. Sin embargo, este proyecto está detenido porque los legisladores del PRI y del PAN no son realmente representantes populares sino que están al servicio de los potentados.


5. Abolir los privilegios fiscales. En los últimos días, se confirmó lo que hemos venido sosteniendo: desde la época de Luis Echeverría se celebró un pacto secreto entre el poder político y el poder económico que se ha ampliado y ratificado sexenio tras sexenio. El acuerdo consiste en conceder a los grandes empresarios y banqueros, el privilegio de no pagar o de devolverles los impuestos. Inclusive, hace unos días Calderón tuvo que reconocerlo cuando dijo que “las empresas que más ganan, rara vez, muy rara vez, pagan impuestos”.

Pero no basta con la denuncia. Es necesario aprobar una reforma fiscal progresiva. Es decir, que paguen más los que tienen más.

En México, a la inmensa desigualdad social y económica, tenemos que sumarle la injusticia fiscal, ya que la mayor parte de las contribuciones recaen en los trabajadores asalariados, los profesionistas, los pequeños y medianos empresarios y comerciantes.

Debe buscarse que, al menos, las grandes corporaciones que operan en México y los más ricos del país, paguen impuestos en la misma proporción que lo hacen sus similares en países desarrollados o de las llamadas economías emergentes.


6. Ejercer la política como imperativo ético y llevar a la práctica la austeridad republicana. Es necesario cambiar la forma de hacer política. Este noble oficio se ha pervertido por completo. Hoy la política es sinónimo de engaño, arreglos cupulares y corrupción. Por eso es urgente darle un nuevo sentido al quehacer político, imprimiéndole convicciones y principios. Quienes se dediquen a esta actividad deben entender que el poder sólo tiene sentido y se convierte en virtud, cuando se pone al servicio de los demás.

También hay que hacer valer el principio de austeridad republicana; retomar el ejemplo de Juárez y los liberales: el apego al criterio de la justa medianía en que deben vivir los servidores públicos. Nada de sueldos onerosos y ofensivos, ni flotillas de aviones y helicópteros al servicio de la llamada clase gobernante. Debe revisarse todo el funcionamiento del gobierno para eliminar los gastos improductivos, el derroche y los privilegios. Actualmente, le cuesta mucho al pueblo mantener al gobierno.


7. Fortalecer al sector energético. Es urgente detener la terrible crisis que se avecina por la caída en la producción petrolera y la salida de divisas para comprar gasolinas y otros derivados en el extranjero.

El manejo de Pemex, como hemos venido insistiendo, se ha caracterizado por el vandalismo y la irracionalidad. Hay que limpiar a Pemex de corrupción. No es posible que se sigan otorgando contratos millonarios sólo en beneficio de empresas extranjeras y de políticos corruptos. Tal es el caso de proyectos como los de la Cuenca de Burgos o de Chicontepec, donde no se ha logrado producir más gas ni más petróleo, pero sí se ha causado un gran daño al patrimonio nacional.

Por otro lado, se continúa con la sobreexplotación de los yacimientos para exportar petróleo crudo, sin reponer reservas.

Por esta causa, de 2004 a la fecha, se han dejado de producir 774 mil barriles diarios. Es decir, ahora producimos 2 millones 600 mil barriles al día y de seguir esta tendencia, en cuatro años apenas se estarán extrayendo 2 millones de barriles, que sólo alcanzarían para cubrir la demanda interna; con el agravante de que por la falta de refinerías y por el abandono a las plantas petroquímicas, seguiríamos vendiendo crudo y dependiendo por completo de la importación de gasolinas y otros petrolíferos.

Por eso, debemos insistir en modificar radicalmente la actual política petrolera. Es urgente recuperar la administración de Pemex, invertir en exploración e iniciar de inmediato la construcción de tres grandes refinerías para dejar de importar el 40 por ciento de las gasolinas que consumimos. El objetivo principal debe ser industrializar la materia prima y ya no vender ni un solo barril de petróleo crudo al extranjero, para generar empleos y utilidades en beneficio de los mexicanos.


8. Alcanzar la soberanía alimentaria. Desde 1983 se dejó sin apoyo al sector agropecuario y se optó absurdamente por comprar los alimentos que consumimos en el exterior. Ahora, en consecuencia, hay tierras ociosas, potreros abandonados, se ha despoblado el medio rural y millones de mexicanos han tenido que emigrar.

Este año para la compra de alimentos en el extranjero, se destinarán 16 mil millones de dólares. La mayor parte es maíz, frijol, arroz, leche, carne de res, de cerdo y desechos de pollo, que podríamos producir en el país.

Asimismo, debe fortalecerse la agricultura de autoconsumo de la que dependen millones de indígenas y campesinos pobres. Además, es donde se conservan semillas orgánicas y variedades de maíz que forman parte de la gran riqueza genética de México. No al maíz transgénico.


9. Establecer el Estado de bienestar. Hay que proteger a los pobres, a los débiles y olvidados ante la desigualdad social, la incertidumbre económica y otras calamidades. Debe garantizarse el derecho a la educación, al trabajo, a la salud, a la alimentación y a la vivienda.

Es necesario seguir insistiendo hasta lograr la pensión universal para los adultos mayores del país; el otorgamiento de becas a todos los discapacitados pobres; y la atención médica y los medicamentos gratuitos para la mitad de los mexicanos que no cuentan con seguridad social.

La solidaridad con los desposeídos no sólo es un asunto de justicia, es la manera más eficaz, más humana y más barata para garantizar la tranquilidad y la seguridad pública. Por eso reiteramos que por el bien de todos, primero los pobres.


10. Promover una nueva corriente de pensamiento. La transformación que necesita el país no sólo debe tener como propósito alcanzar el crecimiento económico, la democracia, el desarrollo y el bienestar. Implica también y sobre todo, cristalizar una nueva corriente de pensamiento sustentada en la cultura de nuestro pueblo, en su vocación de trabajo y en su inmensa bondad; añadiendo valores como el de la tolerancia, la solidaridad, el respeto a la diversidad y la protección del medio ambiente. Hay que alentar un pensamiento que ayude a impedir el predominio del dinero, del engaño, de la corrupción y del afán de lucro, sobre la dignidad, la verdad, la moral y el amor al prójimo.

Amigas y amigos:

Es mucho el atraso y el deterioro de la vida pública del país. Pero así como estoy convencido de que si no hay una renovación tajante y se mantiene el mismo régimen de opresión, corrupción y privilegios, no vamos a poder revertir la decadencia, también creo que todavía es posible lograr el renacimiento de México.

Pero esto depende en mucho de todos nosotros. Por eso, hoy debemos ratificar nuestro compromiso de seguir luchando hasta lograr la transformación del país.

¿Qué podemos hacer cada uno de nosotros? Yo creo que lo más importante es seguir orientando, haciendo conciencia y organizando al pueblo. Que cada quien haga lo que le corresponda y tome la iniciativa. Es el momento de aplicarnos a fondo, de hacer trabajo de convencimiento con vecinos, amigos, familiares y compañeras y compañeros de trabajo. Hay que organizar comités en barrios, colonias, unidades habitacionales y pueblos. Hay que persuadir y hablar con la verdad, decir con toda franqueza que si no hay un cambio verdadero no saldremos adelante.

Hay que insistir que sólo el pueblo organizado puede salvar al pueblo y a la nación, y comprometernos a sumar esfuerzos para derrotar a la oligarquía en el terreno político, de manera pacífica, para establecer una auténtica democracia, porque sólo así se podrán distribuir con justicia los frutos del trabajo y de las riquezas del país. Sólo así alcanzaremos el gran objetivo de garantizar el bienestar y la felicidad del pueblo.

Yo les pregunto ¿Están dispuestos en hacer un mayor esfuerzo para llevar a cabo ésta revolución de las conciencias?

El compromiso que acabamos de hacer es sumamente importante. A todos nos mueven necesidades e intereses, pero también las ideas y las convicciones que representan lo mejor de la condición humana. Y aquí se está reafirmando que nos mueven valores más elevados que nuestras propias aspiraciones personales.

Por eso estoy optimista. Estoy seguro que no volverán a impedir la alegría y la felicidad del pueblo. Los poderosos se imponen con el dinero, el prejuicio racista y clasista, las injusticias, la ilegalidad y la manipulación de muchos medios de comunicación. Nosotros por el contrario, sólo disponemos de lo mero principal: La voluntad de cambio de millones de personas libres y concientes. Tenemos de nuestro lado, y es un honor, a ese sector inmenso del pueblo mexicano que tiene hambre y sed de justicia, como dijo bíblicamente en su tiempo el prócer de la democracia, Don Francisco I. Madero.

Amigas y amigos:

Buen camino. Regresen a sus ciudades, barrios, colonias, comunidades y pueblos, convencidos de que las cosas van a cambiar porque tenemos la razón y estamos trabajando sinceramente por una causa justa.

Muchas gracias por su entrega y respaldo. De mi parte les garantizo que seguiré poniendo por delante mis principios y mis ideales. He decidido a hacer de mi vida una línea recta y no voy a cambiar mi manera de pensar y ni mi forma de ser. No voy a traicionar al pueblo.

No nos rendiremos, no nos cansaremos. Y llamamos a todos los mexicanos de buena voluntad a que juntos salvemos a México. Apresuremos, como decía Ricardo Flores Magón, “la llegada de ese día radiante en que caiga para siempre la tiranía y surja la esperada democracia con todos los esplendores de un astro que jamás dejará de brillar en el horizonte sereno de la patria”.

¡Viva México!
¡Viva México!
¡Viva México!

AMLO: con el pueblo organizado derrotaremos a "la mafia" en 2012

Hay 15 millones de ciudadanos que votarían por nosotros si hoy fuesen las elecciones

Señala que ese grupo apoya las aspiraciones de Peña Nieto, quien representa el continuismo

Al final se entenderá que la oligarquía es el verdadero peligro para México, vaticina


Ciro Pérez Silva

Periódico La Jornada
Domingo 22 de noviembre de 2009, p. 3

"Si logramos sobrevivir este segundo tramo, si estamos bien posicionados y es útil para la transformación del país, puedo ir como candidato a la Presidencia en 2012. No deja de ser atractivo enfrentar a los poderosos. Sería volverle a ganar a la mafia del poder", afirmó Andrés Manuel López Obrador.

Admite que una nueva candidatura sería para él "un buen desafío, porque se podría iniciar la transformación que necesita México" al confrontar nuevamente dos visiones de país.

"Es claro que el candidato de la mafia del poder es Enrique Peña Nieto. Entonces, cada vez se define la existencia de dos proyectos, dos ideas de país. Peña Nieto y lo que representa es más de lo mismo. Nosotros consideramos que si no hay un cambio, las cosas no van a mejorar. Nosotros vamos a fondo con la transformación de México."

"Estrategia correcta"

–¿Qué reflexión hace a tres años de 2006?

–Hay dos elementos. Lo primero es que ha sido correcta la estrategia que seguimos después del fraude, porque se creó el movimiento que, quiérase o no, es la única alternativa que puede llevarnos a una verdadera transformación del país, poniendo por delante el interés del pueblo y de la nación.

“Si nosotros no le hubiésemos dado continuidad a la lucha por el cambio, ahora no existiría siquiera la posibilidad de pensar en revertir la actual decadencia.

“El segundo elemento es que, en términos políticos, fue acertado el mantener una postura sin titubeos, abiertamente a favor de los pobres y en contra de la mafia del poder.

"Si nosotros no nos hubiésemos anclado en una postura de denuncia contra la mafia del poder, contra la oligarquía y los medios de comunicación que están a su servicio, nos hubiésemos desdibujado políticamente y no tendríamos el respaldo que tenemos actualmente."

–Hay quienes califican su postura de radical o intransigente.

–Después del fraude la mafia quería destruirnos por completo. No era nada más robarnos la Presidencia, sino que no existiera nada. Quería borrarnos. Con la postura firme que hemos sostenido, resistimos. Eso que llaman radicalismo o intransigencia no es más que estrategia política para poder enfrentar a la mafia del poder. Somos los únicos que, precisamente por eso, podemos enfrentarlos y derrotarlos en el terreno político, en buena lid y de manera pacífica.

–¿Cuál es el saldo del enfrentamiento permanente con esa mafia?

–Que no nos equivocamos en la estrategia. Desde el principio, sabiendo lo que venía, pensé que si en tres años no nos borraban políticamente, íbamos a poder representar la opción para el cambio en el país.

“Hoy te puedo decir, porque lo acabamos de medir, que hay 15 millones de ciudadanos que votarían por nosotros si hoy fuesen las elecciones. Es una cantidad igual o inclusive un poco mayor a los votos que nos reconocieron en 2006.

“¿Esto que significa? Que en estos tres años, a pesar del acoso, de una terrible campaña de desprestigio, a pesar de la guerra sucia, mucha gente sigue confiando en nosotros. Tener esos números, después de que no creo que haya habido un dirigente más atacado en las últimas décadas, pues es motivo de satisfacción.”

–¿Qué ha cambiado desde 2006?

–La mentalidad de un sector amplio del pueblo de México. Estos 15 millones de mujeres y hombres son una vanguardia. Son personas conscientes, que saben leer los periódicos, escuchar la radio y ver la televisión. Nunca en la historia del país, ni en la Independencia, ni en la Reforma, ni en la Revolución, había habido tanta gente consciente y dispuesta a luchar por una transformación como ahora. Ésa es la clave. Eso es lo que ha permitido que resistamos.

"Ha sido correcta la estrategia. Hemos actuado de manera congruente, pero el sustento principal es el nivel de conciencia alcanzado en millones de mexicanos."

–¿Hubo suficiente conciencia en 2006?

–La hubo. Hoy es más firme en un sector, es más aceptada la idea de que si no hay un cambio, las cosas no van a mejorar. Es una conclusión de millones de mexicanos en el sentido de que ya esto se pudrió y que la única forma de sacar adelante el país es la renovación de la vida pública.

–El gobierno ha desoído advertencias suyas. Una de ellas fue la profundidad de la crisis económica, que el secretario de Hacienda, Agustín Carstens, dijo que no sería más que un resfriado.

–No nos hemos equivocado en nuestros pronósticos. Conocemos bien la realidad. Por eso, entre otras cosas, es importante andar a ras de tierra, hablar con la gente y conocer la forma de operar de la oligarquía.

“No debemos creerles que actúan de manera profesional, sino pensar, para no fallar, que siempre buscan el provecho individual, el lucro. Que en sentido estricto es una pandilla de delincuentes y que todo lo demás, el discurso, es un parapeto.

“Inclusive ahora se han venido descarando más. Con el reparto del presupuesto se vio con mucha claridad que no tuvieron ningún recato en aumentar los impuestos y repartirse lo que van a obtener por eso como si fuera un botín. A nosotros nos ayuda mucho conocer la realidad y el modus operandi de la mafia que gobierna al país. Por eso no hemos errado en nuestros pronósticos. Además tenemos muy buenos asesores.”

–¿En qué otro caso acertó?

–Yo podría hacer referencia a una sola propuesta de las muchas que hicimos. Tenía pensado construir tres refinerías y terminarlas a mediados del sexenio con el propósito de dejar de comprar la gasolina en el extranjero, que es un gran negocio para unos pocos. Había recursos. No olvidemos que antes de 2006, e incluso en el primero y hasta el segundo año de (Felipe) Calderón, hubo excedentes por la venta del petróleo. Se desaprovechó una oportunidad que desgraciadamente no va a repetirse.

“Que nos hayan robado la Presidencia significó un gran retroceso para el desarrollo del país. Sin duda, hoy no estaríamos así a pesar de la crisis externa. Desde luego, eso no le importó a la oligarquía, porque sabían que en mí no iban a tener un empleado en la Presidencia. Ellos no están dispuestos a perder sus privilegios. Por eso acuñaron la frase de que yo era un peligro para México.

"Al final, y ésta es otra predicción, se va a ir entendiendo que el peligro para México son ellos."

–¿Por qué concentran tanto poder?

–Porque compraron las franquicias del PRI y el PAN. Son dueños de los medios de comunicación y tienen a un pelele en Los Pinos. Puede ser que en otros países con tener nociones de economía baste, pero para ser presidente de este país, en las circunstancias actuales, se necesita ser un dirigente, un líder. Eso no lo tiene Calderón.

“Por eso se va a cumplir lo que dije: que va a terminar el sexenio y no van a pegar un ladrillo de la nueva refinería para asegurarle el negocio a la oligarquía. Ojalá me equivoque, porque es algo muy grave. A corto plazo, lo que obtengamos por la exportación de crudo se dedicará por completo a la compra de gasolina.

"No tienen interés de resolver nada. Es criminal, por ejemplo, dejar sin posibilidad de estudio a los jóvenes, no sólo porque se niega el derecho constitucional, sino porque no hay otra forma de enfrentar el problema de la inseguridad y la violencia sino procurar que los jóvenes tengan empleo y estudio."

–Con los ataques a los que se refiere y esa oposición de la "oligarquía" de la que habla, ¿hay posibilidades de cambio?

–Hasta ahora, sí. Creo que se pasó la prueba. Teniendo a todos los medios de comunicación en contra, salvo honrosas excepciones, no nos han destruido. Me llama la atención que hay columnistas, comentaristas al servicio de la mafia del poder que han decretado nuestra derrota, pero todos los días hablan de nosotros. Eso es buen signo. Ésa es una buena señal.

–¿Y cómo piensan ganar?

–Con la organización del pueblo. Con la organización que ha creado el Movimiento.

Con motivo del tercer aniversario de la constitución del "gobierno legítimo" de México, hoy se realizará una asamblea informativa nacional en el Zócalo, a las 10 de la mañana, que encabezará López Obrador.

22 de noviembre José Agustín Ortiz Pinchetti

22 de noviembre
José Agustín Ortiz Pinchetti / la Jornada

Hoy habrá una gran concentración política en el Zócalo capitalino. Será la decimosexta que convoca AMLO después de las fraudulentas elecciones de 2006. En todas, una multitud ha colmado la plaza. Hoy el mitin tendrá características especiales: la celebración del tercer aniversario del gobierno legítimo, instrumento para impugnar la usurpación de Calderón y, a la vez, organizar un gran movimiento nuevo. Aparecerán por primera vez en la plaza miles de representantes de los comités municipales de apoyo que vienen de todos los rincones del país y que son la base de una organización insólita.

AMLO tiene otras razones para celebrar: el gobierno y sus aliados no han podido aislar ni desmembrar al movimiento. Ha salido indemne del peor ataque mediático del que se tenga memoria. AMLO concluyó ayer la visita a los 2 mil 450 municipios del país, incluidos los de usos y costumbres. Ha recorrido 160 mil kilómetros y atraído a más de un millón 200 mil personas en sus visitas. Sus colaboradores han constituido mil 950 comités. No hay población del país donde no exista un grupo obradorista.

En contraste, el régimen de Calderón ha fracasado. A pesar de que cuenta con los recursos del Estado y con el respaldo de la oligarquía y de gran parte de la clase política, no está manejando la múltiple crisis que en alguna forma él mismo provocó. Varias organizaciones internacionales y casi todos los comentaristas muestran su preocupación por el crecimiento de la pobreza, la miseria, el desempleo, el crimen, el fraude, la opacidad y la descomposición de las instituciones.

El acto de hoy tiene un gran significado histórico: revitaliza el propósito colectivo hacia la justicia y la democracia abandonado en la degeneración del régimen priísta. El movimiento apuesta a que el pueblo mexicano está cada vez más informado, más inconforme y plenamente maduro para la democracia. Sus adversarios están seguros de que la población es una masa sumisa y manipulable. AMLO y su equipo están abriendo un cauce para que la oposición se exprese en forma constructiva y sana. Es una manera de evitar los estallidos de violencia que se pronostican.

A pesar de sus logros, el movimiento obradorista tiene frente a sí enormes obstáculos: tendrá que comunicar y capacitar a los centenares de células que ha constituido, atraer a la juventud hoy desencantada, conectarse con los movimientos progresistas de América Latina y con el mundo, y extender la conciencia y la esperanza a todos los millones que están todavía atrapados por el sistema.

jaorpin@yahoo.com.mx

El cinismo del poder Arnaldo Córdova C reo que a todo mundo (y no sólo a los mexicanos) cuesta trabajo explicarse y creer lo que estamos viviendo en

El cinismo del poder
Arnaldo Córdova / La Jornada

Creo que a todo mundo (y no sólo a los mexicanos) cuesta trabajo explicarse y creer lo que estamos viviendo en este país: el saqueo más desenfrenado de la riqueza social (que es de todos) en beneficio de unos cuantos cientos de pequeños grupos oligárquicos económicos y políticos mezclados entre sí en un maridaje abigarrado. Hay un concepto que nos define a carta cabal: somos una sociedad de cínicos y, hay que decirlo, arriba y abajo. No sólo es cínico el que impone prepotentemente sus intereses a los demás (más débiles), sino también aquellos que, abajo, en la escala social, se dejan dominar por meras migajas.

El cinismo es muy fácil de entender y de definir. El diccionario nos dice que es la desvergüenza en el mentir o en la defensa y práctica de acciones o doctrinas vituperables. Es una desvergüenza incalificable el modo en que los priístas y los panistas (que ya son lo mismo), por ejemplo, elaboraron el presupuesto de egresos del Estado para 2010. Es una desvergüenza, asimismo, el modo como el gobierno panista hace negocio con sus socios capitalistas en todos los órdenes de la vida social (incluida la "extinción" de Luz y Fuerza del Centro y de su sindicato de trabajadores).

Mi entrañable Chema Pérez Gay me dio a conocer a un filósofo alemán contemporáneo, Peter Sloterdijk, quien, en una de sus ya numerosas obras, Crítica de la razón cínica, analiza el cinismo en las relaciones sociales y de poder. Escribe, por ejemplo: "Cuanto más carente de alternativas aparezca una sociedad moderna tanto más se permitirá el cinismo" (p. 191 de la edición española de Siruela). El cinismo, nos dice, permea todas las relaciones sociales y no es patrimonio de los de arriba. A veces es más patente en los de abajo y no siempre para mal, aunque así pueda parecer. El siervo o el sometido, generalmente, son unos cínicos. Pero en una doble perspectiva: puede darse el anuncio de la rebelión y la subversión o el sometimiento por placer.

Cuanto más sometidos están los de abajo, más agradan a sus dueños; cuanto más muestran su independencia y deseo de libertad, más indeseables les parecen y no escatiman medios ni recursos para seguir sometiéndolos. Eso es lo que hemos podido ver con la respuesta de autodefensa de un gremio de antigua cepa independentista como lo es el Sindicato Mexicano de Electricistas. Yo no siempre he estado de acuerdo con las posiciones de sus dirigentes en mis ya más de 50 años de militancia política; pero siempre ha sido para mí una organización laboral confiable por ser independiente y combativa.

El discurso que Andrés Manuel López Obrador pronunció ante los habitantes de San Andrés Ixcuintepec, en la región mixe de Oaxaca, el pasado lunes 16 de noviembre, me hizo recordar el libro de Sloterdijk. Dijo el líder de nuestro movimiento cívico: “Con mucho respeto les digo que ya no se dejen engañar; ya le tomaron [los dueños del poder y del dinero] la medida a la gente pobre. Los del PRI y los del PAN saben que en el pueblo hay mucha necesidad y cada vez que hay elecciones trafican con la pobreza de la gente. Les dan cualquier cosa, les prometen todo y ya que tienen los votos ni los vuelven a ver… ¿Cuándo van a volver a ver a esos candidatos? Cuando quieran… ocupar otros cargos… Les va a salir carísimo haber entregado el voto a cambio de hasta unas canastitas de plástico de 10 pesos”.

Desprejuiciado como quiere presentarse, el filósofo alemán postula que la cara innovadora de la sociedad del cinismo de abajo es aquél que aparentemente acepta su situación, pero sólo para rebelarse después. En otro pasaje nos dice: “Cuando el ‘esclavo’ descontento coge jovialmente del brazo a su señor, hace presentir la fuerza que tendrá su revuelta” (p. 188). Ojalá así fuera siempre y el mismo López Obrador parecería llamar a ello: "Cojan lo que les ofrecen, tómenlo y aprovéchenlo pero, luego, decidan independientemente". Lo ha dicho siempre. Yo no confío en el cinismo de abajo. El cinismo es (y siempre lo será) absolutamente deleznable, porque toda revuelta de abajo debe fundarse en la claridad de ideas y de objetivos. Es precisamente a lo que el tabasqueño ha venido llamando: a tener claridad en las decisiones que se tomen.

Si vemos la otra cara de la moneda, vale decir, el cinismo de los de arriba, el asunto se vuelve, francamente, repugnante y, entre más prepotente, más asqueroso nos resulta. Es cinismo de la peor ralea el que en la presentación de su decreto de extinción de LFC Calderón cite estos artículos: 89 constitucional, fracción I y los 27, 31, 32, 32 bis, 33, 34, 35, 36 y 40 de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, así como otros de menor relevancia, cuando, en realidad, los cita para violarlos y violar otros artículo constitucionales y legales que ya hemos citado y entre los que destaca el 123. Creo que no hace falta que vuelva a repetir los conceptos de violación de esos preceptos.

La forma escandalosamente desvergonzada en que priístas y panistas (incluyendo a muchos perredistas) han aprobado el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2010 ha hecho que los observadores extranjeros hagan mofa de nosotros y con sobra de razón. Ha resultado un presupuesto a la medida de los gobernadores (priístas, sobre todo, pero también panistas y perredistas) que se agandallaron y obtuvieron la mayor tajada de un presupuesto que se recuerde en nuestra historia. Sloterdijk ve en la prepotencia un fruto del cinismo. No creo que haya sucesión entre esos conceptos, pues ambos operan y prosperan al mismo tiempo.

Los panistas que nos gobiernan y, en particular, los priístas que les prestaron el poder por un rato, hoy están haciendo prevalecer el cinismo (y su correlato, la prepotencia) en nuestras relaciones políticas. De hecho, siempre lo hemos padecido, porque fue el signo del gobierno de los priístas, pero ahora aparece más descarnado que nunca, más desvergonzado y más ofensivo para la conciencia pública, si es que existe algo así.

El gran Movimiento Cívico en Defensa de la Economía Popular, el Petróleo y la Soberanía Nacional es una iniciativa en contra del cinismo y la prepotencia de los de arriba y de ese cinismo suicida, masoquista, conformista y poquitero de los de abajo. En la tradición filosófica que inauguró ese gran filósofo alemán que he citado tantas veces, Immanuel Kant, crítica quiere decir conocimiento a fondo, hasta las raíces, de todas las cosas. Necesitamos esa crítica entre nosotros de la razón cínica, como lo propone Sloterdijk, pero a nuestro modo, volviéndonos de verdad independientes en nuestros juicios sobre la acción en la política, como lo propone López Obrador y haciendo a un lado el cinismo y, más todavía, la prepotencia.

"Gracias por mandarme al hambre", dicen hijos de electricistas al Ejecutivo

Marchan en el DF vestidos con la ropa de trabajo de sus papás

Fabiola Martínez y Rubicela Morelos

Periódico La Jornada
Domingo 22 de noviembre de 2009, p. 4

"¿Qué pensarán los hijos de aquel que nos dejó desamparados?". "Estoy orgulloso de la lucha de mi papá", se leía en las cartulinas que llevaban quienes ayer asistieron a una peculiar marcha en las calles de la colonia San Rafael.

El objetivo fue llegar a las oficinas centrales de Luz y Fuerza del Centro (LFC). Ahora, los protagonistas de la movilización fueron niños cuyos padres, integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), están desempleados desde el 11 de octubre.

Algunos se pusieron el casco, el paliacate o la camisa de trabajo de su papá y otros improvisaron letreros en cartulinas: "Calderón, dejé de ir a la escuela por tu culpa", "Calderón, gracias por mandarme al hambre", "Soy 100% SME", "Queremos arbolito de Navidad, queremos marchar; Calderón, ya deja de robar".

Y, también, como los grandes, levantaron el puño izquierdo para gritar, a todo pulmón, "¡esmé-esmé-esmé!". Ahora el coro fue de niños que esforzaron sus gargantas: "¡De norte a sur, de este a oeste, ganaremos esta lucha, cueste lo que cueste!".

En tanto, en Cuernavaca, Morelos, más de mil integrantes del SME y del Movimiento Magisterial de Bases (MMB) marcharon para exigir la derogación del decreto presidencial de extinción de LFC y la cancelación de la Alianza por la Calidad de la Educación (ACE), porque –reiteraron– ambas acciones tienen la intención de privatizar tanto el servicio de energía eléctrica como la educación en el país.

En un mitin afuera del palacio de gobierno, Roberto Ulises Flores Rodríguez, subsecretario del SME en Cuernavaca, dijo que el decreto es anticonstitucional y, junto con la ACE y el aumento de impuestos, "lo único que están haciendo es agudizar la inconformidad social, la lucha armada".

Flores Rodríguez afirmó que seguirán luchando hasta lograr la derogación del "decreto criminal" y que salga la Policía Federal de sus centros de trabajo.

Durante el recorrido, un grupo de teatro escenificó una obra acerca de la lucha de los trabajadores y el "decreto criminal" (con imagen de muerte), que impedía su paso y hasta lo derogaba.

Al frente del contingente se leía en una manta: "SMEjor morir de pie que vivir de rodillas"; otras más atrás se pronunciaban "Contra la represión y el desempleo en el país" y "El SME se queda, Calderón y la ACE se van".